«

»

Dic 29 2005

Imprimir esta Entrada

¿Cuándo nos preparan para enseñar en la Universidad?

En la universidad se contratan a los profesores para hacer una tarea para la cual no han recibido ningún tipo de adiestramiento y después se espera que puedan enseñanr de manera efectiva. No es posible ser efectivo enseñando ciencias, matemáticas, ingeniería, ciencias agrícolas y administración de empresas, si no se han preparado en torno al proceso de enseñar efectivamente. No es lo mismo ser un experto sobre una materia que ser exitoso en una sala de clases.

Varias universidades se han enfrentado a este problema creando centros de excelencia en la enseñanza y requiriendo que los profesores tomen una serie de talleres y completen horas de educación continua. A pesar de que veo algo positivo en esto, no es suficiente. Muchos de estos talleres le entran por un óido y le salen por el otro. El problema es uno de compromiso con el proceso de enseñanza-aprendizaje . El problema es que muchas veces el trabajo de profesor es meramente una excusa para hacer lo que realmente para ellos tiene “standing”: la investigación. Son primero investigadores y si hay un tiempo libre se lo pueden dedicar a mejorar como profesores. La prioridad es publicar, someter propuestas , obtener “grants” y compensaciones adicionales.

La Universidad tiene que enviar un mensaje claro a sus profesores: La prioridad es la enseñanza por encima de todo. La prioridad son nuestros estudiantes. La Universidad tiene que valorar de la misma manera tanto al buen profesor como al buen investigador. Hay que reconocer la labor de esos buenos profesores que día a día realizan una labor de excelencia dentro y fuera de la sala de clases. Hay que decirles que valoramos lo que hacen y que sin ellos no alcanzaríamos la excelencia a la cual aspiramos. Hay que decirles que de ellos depende que podamos salvar a la Universidad.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Edgardo

    Dr. Mario Nuñez:

    De casualidad di con su blog en Internet y estoy muy impresionado con la información que presenta. En especial llamó mi atención la reseña sobre el libro What the best college teachers do de Ken Bain.

    No pude más que pensar en el maestro puertorriqueño y mi experiencia con ellos. Tuve la oportunidad de trabajar, indirectamente, con estudiantes universitarios en el área de ciencias. Me impresionó mucho la falta de destrezas básicas de los estudiantes.

    Esto me llevó a hacer varias cosas, para conocer mejor el sistema educativo en Puerto Rico, entre ellas; me matriculé en la escuela graduada de educación; visité escuelas (en carácter de padre e invitado por estudiantes que estaban haciendo su práctica en educación); participé como recurso en talleres de capacitación de maestros. Para hacer el cuento corto, mi decepción fue tan grande que fue una de las razones principales para moverme fuera de Puerto Rico.

    Sin embargo hoy veo su página de Internet y pienso en un grupo pequeño de personas que tuve la suerte de conocer, estudiantes de educación y maestros jóvenes, que se resisten a ser parte de un sistema educativo inerte, se beneficiarían grandemente de tener acceso a páginas como la suya. Si usted me lo permite le voy a enviar la dirección de su blog a varias personas, la mayoría profesores de ciencias, para que puedan apreciar el potencial de esta herramienta de comunicación.

    Acabo de refrescar la página de su blog y veo otro artículo que definitivamente llama la atención: “¿Cuanto nos preparan para enseñar en la universidad?” Son muy pocos los departamentos que dedican tiempo a “entrenar” a sus profesores. De hecho el único que conozco es el departamento de Ciencias Físicas de la Facultad de Estudios Generales en la UPR. Su programa (“Seminario”) es de dos años y es mandatario para profesores nuevos. Fue muy grato notar que no solo asisten profesores nuevos sino que se dan cita muchos profesores que llevan varios años en la Universidad. Por otro lado, cuando Eric Mazur ( Harvard) ofreció una conferencia sobre sus técnicas de enseñanza, fue vista con indiferencia (inclusive rechazo) por los profesores que asistieron del departamento en el que yo trabajaba.

    El momento ideal para hacerle ver a un futuro profesor la importancia de los procesos de enseñanza es en escuela graduada, especialmente en áreas como ingeniería y ciencias. Para muchos de estos estudiante graduados se les presenta su primer reto como educadores (asistentes de cátedra) y son mucho mas receptivos a estas ideas. Por lo menos yo tuve una grata experiencia de compartir ideas educativas con varios estudiantes graduados y ver como se despertó el interés en ellos. Algunos complementaron su educación con cursos en educación, y otros se dedicaron a explorar estas ideas y luego iniciaron proyectos, como profesores en otras universidades.

    Bueno, no quiero extenderme mucho, solo quiero que sepa que hay personas que tienen un profundo interés en la educación en Puerto Rico y aprecian la información que expone en su blog.

    Feliz Año Nuevo
    Edgardo Delgado

  2. Mario Núñez

    Edgardo,

    Agradezco mucho tu comentario. Estoy muy de acuerdo en que debemos aprovechar y adiestrar de una manera más efectiva a los asistentes de cátedra ya que ellos serán los futuros profesores.

    Puedes enviar la dirección de mi blog a aquellos que consideres pueda interesarle el mismo. Una pena que no estés en Puerto Rico. Personas con tu visión es la que hacen falta por acá.

    Hasta pronto y espero que regreses pronto.

  3. Manolito

    Mario:
    Uno de los problemas es que los profesores ven el proceso de investigación como separado de la enseñanza y eso convierte a la universidad en R&D Center para la industria o para el sector público.

    En nuestra universidad hay un negocio lamentable con la investigación que se traduce en: uso, abuso y explotación de estudiantes graduados, y mediocridad y retrasos en el proceso de revisión de tesis y disertaciones. A veces no hay mucha mentoría y el trabajo de los asistente es usufructado por los “investigadores principales.”

    Hay que educar a la nueva facultad para hacer la integración de la investigación con la educación. No es facil. pero hay que hacer un esfuerzo para que los proyectos sean parte del crecimiento intelectual y personal de los estudiantes. Pero eso requiere tiempo, dedicación y compromiso. Eso no se “transfiere” en talleres. Pero hay que machacarlo y tratar de integrarlo al proceso pedagógico. Hay formas de hacerlo y actividades. Pero, requiere un gran sentido ético y compromiso con la mentoría.

Los comentarios han sido desactivados.