«

»

Abr 20 2005

Imprimir esta Entrada

La pasión de los mendigos

Tengo que confesar que admiro la pasión de los mendigos. Me sorprende como una persona puede estar bajo lluvia, sol y sereno pidiendo limosna. En otras palabras, no estamos hablando de seres vagos. Estamos hablando de personas que están todo el día parados y caminando bajo un sol que derrite a cualquiera. Hoy me quedé atónito al ver bajo un aguacero torrencial a dos mendigos continuar su “trabajo”como si nada estuviera pasando. Imaginen esa energía dirigida a estudiar, a trabajar, a crear, a servir a los demás. Muchos de estos mendigos “trabajan”más que muchos empleados de agencias de gobierno escondidos detrás de un escritorio.

Necesitamos a más personas con esa pasión que tienen los mendigos.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!