«

»

Feb 24 2007

Imprimir esta Entrada

El sueño lúcido como salvación

Francisco Serradilla en Libro de Notas publicó un relato que nos cautivó desde principio a fin:

Cuando ella murió, el mundo se convirtió en otra cosa. Todo significado cambió. Todo se cubrió de una pátina cenicienta de humo sólido y pesado que le robaba toda su energía. Cuando ella murió las sensaciones quedaron bloqueadas, la luz se coaguló. Los planetas siguieron rotando a duras penas. Y él siguió viviendo una extraña vida sin contenidos.

Continuar

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!