Nuestros niños y la custodia compartida

En el Senado de Puerto Rico  faltó un voto a favor para conseguir la aprobación del proyecto de custodia compartida. Mis felicitaciones al senador Carlos Ríos por el liderato que ha asumido para que este proyecto pueda ser aprobado.  Esperamos que  aquellas senadoras. como Sila María  González y María de Lourdes Santiago, que le votaron en contra al proyecto puedan dejar atrás su prejuicios personales y basen sus decisiones en la evidencia científica que revela que la custodia compartida es lo mejor para el bienestar de los niños.  Le recuerdo  que “nadie puede detener una idea cuyo tiempo ha llegado”(Víctor Hugo). El tiempo de la custodia compartida ha llegado.

Por otro lado,  Ángela López Borrero escribe hoy en El Nuevo Día sobre los llamados “niños de tribunal“, poniendo el dedo en la llaga:

No hay que dudar que Puerto Rico a través de su historia ha sido claro ejemplo de irresponsabilidad paternal; pero, por el amor de Dios, no todos los hombres son iguales. No conozco personalmente a William Milián Escobar; no obstante, en estos días, cuando tanto se ha discutido el asunto de la “custodia compartida”, va ante esta extraña protesta mi sentido solidario por este joven, a quien muchos ven como un loco descabellado y a quien yo veo como un padre desesperado en una sociedad cuyo sesgo se inclina cada vez más hacia una nueva versión de prejuicio contra el género masculino.

Eso es lo que está detrás de la oposición al proyecto de custodia compartida: un claro y profundo prejucio hacia el género masculino.

Comparte tu opinión

*