«

»

Ene 13 2010

Imprimir esta Entrada

Preguntitas sobre Dios

Y bien, se me dirá, "¿Cuál es tu religión?" Y yo responderé: mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad, aun a sabiendas de que no he de encontrarlas mientras viva; mi religión es luchar incesante e incansablemente con el misterio; mi religión es luchar con Dios desde el romper del alba hasta el caer de la noche, como dicen que con Él luchó Jacob. (Unamuno, Mi religión)

haygolpes Hoy escuché a Luis Francisco Ojeda decir lo siguiente: ¡Hay que dar gracias a Dios que el terremoto no fue en Puerto Rico! Y a pesar de que ya estoy acostumbrado a las barbaridades de Ojeda, este comentario me llamó la atención porque es probable que muchos estén pensando lo mismo: Qué Dios en su infinita bondad volvió a proteger a nuestra Isla del terremoto que ha devastado a Haití. Y este tipo de razonamiento es el que nos lleva  también a pensar que “Dios es Boricua” y que somos un  pueblo bendecido por las razones que uno pueda imaginarse.

Hay varias preguntitas sobre Dios que tenemos que hacernos: Si Dios existe y es todopoderoso y bondadoso, ¿cómo es posible que permita que ocurran estas tragedias? Si este Dios permite que personas inocentes sufran de esta manera, ¿por qué le pedimos a ese mismo Dios que las ayude? ¿Estamos hablando de un Dios en el cual reside tanto el bien como el mal? ¿Cuál es el origen del  mal y el sufrimiento? Entiendo que no podemos conformarnos con las respuestas que nos ofrecen en papel de regalo y perfumadas. Es esencial seguir cuestionando a la vida y al mismo Dios en que se pueda creer,  aunque eso implique perder la  “tranquilidad” que nos da la certidumbre de una divinidad fabricada por otros.

Atahualpa Yupanqui estaba  enfrentándose a estas preguntas en su poema “Preguntitas sobre Dios”

Preguntitas

Preguntitas sobre Dios

(Atahualpa Yupanqui)

Un día yo pregunté:
¿Abuelo, dónde esta Dios?
Mi abuelo se puso triste,
y nada me respondió.
Mi abuelo murió en los campos,
sin rezo ni confesión.
Y lo enterraron los indios
flauta de caña y tambor.
Al tiempo yo pregunté:
¿Padre, qué sabes de Dios?
Mi padre se puso serio
y nada me respondió.
Mi padre murió en la mina
sin doctor ni protección.
¡Color de sangre minera
tiene el oro del patrón!
Mi hermano vive en los montes
y no conoce una flor.
Sudor, malaria y serpientes,
es la vida del leñador.
Y que nadie le pregunte
si sabe dónde esta Dios:
Por su casa no ha pasado
tan importante señor.
Yo canto por los caminos,
y cuando estoy en prisión,
oigo las voces del pueblo
que canta mejor que yo.
Si hay una cosa en la tierra
más importante que Dios
es que nadie escupa sangre
pa’ que otro viva mejor.
¿Qué Dios vela por los pobres?
Tal vez sí, y tal vez no.
Lo seguro es que Él almuerza
en la mesa del patrón.

La canción interpretada por Víctor Jara:

Mientras mas vivo, más  preguntitas sobre Dios tengo. (Gracias a Trovador sin Suerte por la inspiración para esta entrada.)

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!