«

»

Sep 04 2010

Imprimir esta Entrada

Transformación, Educación Superior y las “cosas rotas”

Hoy más que nunca se hace urgente reflexionar sobre el futuro de la Universidad: una Universidad debilitada por problemas de naturaleza económica y en necesidad de una transformación para mantenerse relevante dentro de una sociedad que amenaza con dejarla atrás. Sin embargo, la Universidad es tal vez una de las instituciones que más se resiste al cambio. Es tal vez de las pocas instituciones que se siente orgullosa de mantenerse inalterada a través de los siglos. Parecería que su rasgo principal es ese: mantenerse estática e inmune a las transformaciones que ocurren a su alrededor. Peor aún, en ocasiones los administradores universitarios  tienden a “hacerse de la vista larga” y comportarse como los peores políticos de turno.

Y en realidad se hace un tanto difícil  hablar de la Universidad en abstracto. Lo más apropiado y justo es hablar de la Universidad en la que hemos estado trabajando por más de 23 años. Esa Universidad está pasando por el peor momento en su historia. Lo interesante del caso es que su crisis mayor no tiene que ver con lo económico. Ojalá fuese solamente la falta de dinero el problema fundamental de la Universidad.  Los universitarios somos capaces de buscar alternativas y generar los fondos necesarios. Pero La crisis mayor tiene que ver con lo comprometido que están sus líderes con la agenda del gobierno de turno. Estos gerentes  han puesto su lealtad al partido en el poder por encima del bienestar de la Universidad. Y cuando eso ocurre tenemos un cuadro aterrador ya que estamos bajo una administración que no le importa si en poco tiempo la Universidad Puerto Rico desaparece como Institución. Sus prioridades están en otro lado y no en la educación pública.

Por eso cuando el blogfesor Jim Groom,  ministro de la web 2.0, habló sobre los zombis en el Simposio  sobre la nueva web y la transformación de la educación superior  como símbolos de la crisis de la educación, me di cuenta que desde hace un tiempo parece que los zombis han ocupado nuestra Universidad. Por eso tal vez  muchos hablan del “muerto parao” (¿un zombi?) que preside la Universidad. Me pregunto si habrá comenzado  la llamada “apocalipsis zombi”  en la Universidad y si su foco de infección son sus gerentes académicos. ¿Será posible que el plan de este Gobierno para la Universidad de Puerto Rico sea controlarla mediante “zombistradores” para poder hacer con ella lo que le plazca?

image

(Vía Jim Groom)

A los “zombistradores” de la Universidad les encanta el abandono. Trabajan para  mantener las “cosas quietas porque saben que el abandono se mueve solo”, como dice Mijo de la Palma. Tienen una incapacidad para comunicarse genuinamente con los demás y carecen de empatía para entender al otro. Viven del secreto  y en el secreto. La palabra  transparencia les produce náuseas.

En una encuesta en donde le preguntamos a decenas de estudiantes sobre las “cosas rotas” en la Universidad parecen indicarnos que la misma es  dominio de zombis. Algunas de sus expresiones:

Haciendo mención específicamente de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez una de las cosas que no funciona adecuadamente es las evaluaciones a profesores. Se supone que estos instrumentos, que se llenan semestralmente, sean de gran importancia para tomar decisiones acerca de las ejecuciones y las estabilidad de un profesor en su posición. Entiendo que estos instrumentos no se toman en serio. En los cinco años que estuve en la universidad hubo un profesor que jamás me dio clases y sé que fue evaluado deficientemente por todos mis compañeros de clase. Este mantuvo su posición, y hasta ahora continua siendo profesor, a pesar de que NO da clase.

A parte de la estructura física de la misma y el acceso a los recursos dentro de la Universidad, está roto el compromiso de la Administración para con los estudiantes. No hay clases, no hay secciones, no hay matrícula…No hay Universidad.

Nuestro sistema necesita urgentemente renovar su compromiso con la educación de manera leal, transparente y enfocada en el progreso de los estudiantados y profesores, no en los intereses individuales de índoles económicos ni políticos que dejan la decisiones relativas al mismo.

En nuestra universidad esta rota muchas veces la comunicación entre estudiantes profesores y el libre acceso a material académico.

Definitivamente el servicio de internet en CH es horrible, no hay señal, igualmente debería considerarse poner aire acondicionado en CH, arreglar la imagen de los edificios ya sea con pintura etc.

Considero que aunque se pueden mencionar muchos objetos o materiales, lo más que necesita arreglo en la universidad es la administración. El servicio es pésimo, la mayoría de las personas están de mal humor, no existe ningún tipo de orientación, si no saben algo no te refieren a alguien que a lo mejor sí sabe, etc. Entiendo que hay muchos estudiantes, pero por lo menos tengan un poco de cortesía y respeto.

En cuanto a infraestructura, la lista sería interminable: servicios sanitarios, edificios enfermos, cafetería sucia, libros con hormigas y larvas en la biblioteca, etc.
No obstante, creo que lo que más urge es el reparo de la comunicación entre la administración y los estudiantes más personal docente y no docente.

Todo… desde que los rectores son marionetas del partido en el poder hasta la pseudo-corrupción que existe en los empleados no docentes. El trato de ellos, en muchas ocasiones, hacia los estudiantes son los peores y es indignante porque luego pretenden que los estudiantes los apoyen en sus reclamos salariales. Por parte de la facultad hay muchos muy buenos, pero hay unas cuantas manzanas podridas que lo único que pretenden es lucrarse de la academia.

Evaluación exhaustiva hacia los profesores, que le hagan caso a las evaluaciones: es bien común el hostigamiento (también el sexual) hacia los estudiantes . y estos comentarios que dicen "es difícil que en mi clase saquen A" en una manera bien pedante y, si, tienen razón y es porque precisamente son como profesores pésimos, son hostiles, burlones . no se que bien sacan ellos al perjudicar a sus alumnos. Otros como que no siempre están desorganizados y ni siquiera se saben bien el material de su propia clase, esto pasa mucho con instructores, y tras de eso son igualmente agresivos con sus estudiantes. pero no quiero decir que son todos así en esta universidad, pq aquí hay profes que marcan la vida de sus estudiantes positivamente y son muchos.

Son varias cosas que han permanecido rotas en la Universidad por varios años. Entre ellas, una comunicación saludable con los profesores, el tema que gira alrededor de la tecnología, además el pobre apoyo de a las Ciencias Sociales en el Recinto.

Muchas de las relaciones interpersonales entre estudiante-profesor. Creo que no deben tratarnos como seres inferiores a ellos, ya que para aprender es que estamos estudiando.

Las líneas telefónicas. Ayer intente llamar para realizar una diligencia y no recibí respuesta, luego me entere de que esto lleva así semanas. Y las aceras que se inundan, al igual que otras áreas inundables (i.e. área blanca). Estoy seguro de que debe haber otras urgencias, pero al momento no recuerdo mas.

El sistema de transporte es inservible, los choferes no llegan a las paradas contantemente. He tenido que esperar el trolly de Terrace en la mañana por más de una hora, ya que me fracture mi tobillo y no podía caminar, y para mi sorpresa este se encuentra parado en el parque el chofer tomando una siesta. Y no es la primera vez que lo veo han sido muchas. Como el chofer de Terrace en las tardes tiene que hacer muchas veces la ruta del Darlington por que el de este no se encuentra. Y para empeorarla situación los choferes te tratan de una manera desagradable y puede ser de cualquier ruta.

Además de las cosas físicas que están rotas, este grupo de estudiantes nos hablaron también de la falta de comunicación y la desconfianza generalizada que existe hacia la administración. Es necesario reconocer y atender estos problemas si queremos detener esta cultura de “zombificación”.

En nuestra presentación en Sagrado  hablamos de la transformación  de acuerdo a Unamuno, del infierno según T.S. Elliot como un lugar en que nada se conecta con nada y de la “merlinización” de la educación superior como una manera de encantar la Universidad y evitar que sea poseída por los zombistradores. Y es que la nueva web no es solo un grupo de tecnologías es también un nuevo paradigma con valores que pueden ayudarnos en el proceso de salvar lo que puede y debe ser salvado en la Universidad. La brillante presentación de Dolors dejó claro que lo menos importante son las tecnologías de la web 2.0   y que lo valioso es la visión de mundo que nos ofrece.

Un especial agradecimiento a Antonio Vantaggiato y su equipo de trabajo por  la organización de un Simposio de gran valor para los interesados en el futuro del aprendizaje y la Educación Superior. !Fue una experiencia inolvidable!

image

Junto a Jim y Dolors (Fuente: Edu-morfosis)

Otras reseñas del evento:

Edumorfosis: Reseña del Simposio STEMmED 2010 Sagrado Corazón

La nueva Web y la transformación de la educación superior (II Parte) « Alusión…Llamada Virtual

Simposio: La NUEVA WEB y la transformación de la Educación Superior (reseña) « Biblioteca UPR Bayamón

Aprendizaje a Distancia: Mis impresiones del Simposio 2010 STEMmED

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!