«

»

Feb 08 2005

Imprimir esta Entrada

Reflexiones sobre la enseñanza en línea

Me parece que antes de preguntarnos sobre la efectividad de la enseñanza en línea tenemos que preguntarnos que queremos lograr como educadores, cuáles son nuestras metas y objetivos pedagógicos. Antes de cuestionar la enseñanza en línea, tenemos que comenzar cuestionando la enseñanza presencial. Hemos estado haciendo lo mismo en el salón de clases por mucho tiempo, descansando muchas veces en la conferencia y en la pizarra como nuestras principales tecnologías. De la Edad Media para acá no hemos tenido transformaciones reales en la forma en que enseñamos. Nos reunimos en un salón de clases, hablamos, dictamos, resumimos, hacemos una que otra pregunta, asignamos lecturas y se acaba la clase. Y eso lo repetimos ad-infinitum. Mientras que nuestros estudiantes memorizan, repiten, y se aburren hasta más no poder. Esa es usualmente la norma de todos los días en muchos salones de clase. Pero en realidad, ¿es eso lo que queremos como educadores? , ¿es eso lo que merecen nuestros estudiantes? .

Hace unos seis años empecé a cuestionar mi práctica en la sala de clases. Llegué al mundo de las tecnologías de aprendizaje porque quería convertirme en mejor profesor y transformar mi praxis pedagógica. La tecnología se convirtió en la manera de estimular la interactividad en las clases, facilitó la comunicación con mis estudiantes y le impartió una novedad que le hacía mucha falta. Volví a tener el mismo entusiasmo de los primeros años y ahora estoy dispuesto a enseñar unos cincuenta años más. Eso es parte de la efectividad de la enseñanza en línea.

Así que el asunto vital me parece no es comparar la enseñanza presencial con la virtual. No son dos polos opuestos. La diferencia es cuestión de métodos. Los buenos profesores en el salón de clases buscaran las maneras de ser buenos en la enseñanza en línea. Creo que enseñar en línea tiende a transformarnos como educadores.

Como ven soy medio evangelista en relación a la enseñanza en línea. He aprendido a reconocer el poder de las cosas que no podemos ver (ciberespacio, educación virtual, presencia virtual, etc). La experiencia de mis estudiantes en los cursos en línea me da a entender que pueden aprender virtualmente sin problemas. Más aún, están recibiendo el mensaje de que aprender no es un asunto limitado a las paredes del salón de clases.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

2 comentarios

  1. Karen Garcia

    Saludos Profesor,

    Mucho gusto en conocerle y de encontrarlo en reflexion con lo mismo que ando yo tratando de entender… como ser un ente motivador en esto de interaccion virtual. Estoy trabajando el asunto de de presencia cybernetica y mas alla eso de una cultura virtual. Y en ese asunto examino la capacidad del uso del texto como instrumento para ese intercambio.

    Estoy muy entusiasmada con conocerle…. y con esperanzas de seguir este dialogo. Pase por mis blogs…. para seguir nuestro intercambio.

    http://lajaulavira.blogspot.com

    Atentamente,

    Karen Garcia

  2. Mario Núñez

    Karen:

    Agradezco la visita y el entusiasmo. Me doy la vuelta por tu blog en unos minutos.

    Mario

Los comentarios han sido desactivados.