«

»

Dic 05 2005

Imprimir esta Entrada

El pescador satisfecho

Dedicado a aquellos/as que en estos precisos momentos estamos disfrutando la vida:

El rico industrial del Norte se horrorizó cuando vio a un pescador del Sur tranquilamente recostado contra su barca y fumando una pipa.

“¿Por qué no has salido a pescar?”, le preguntó el industrial.

“Porque ya he pescado bastante por hoy”, respondió el pescador.

¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas?”, insistió el industrial.

“¿Y qué iba a hacer con ello?”, preguntó a su vez el pescador.

“Ganarías más dinero”, fue la respuesta. “De ese modo podrías poner un motor a tu barca. Entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que obtendrías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas… y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico, ¡cómo yo!”

“¿Y qué haría entonces?”, preguntó de nuevo el pescador.

“Podrías sentarte y disfrutar de la vida”, respondió el industrial.

“¿Y que crees que estoy haciendo en este preciso momento?”, respondió el satisfecho pescador.

Autor: Anthony de Mello
Fuente: Libro El Canto del Pájaro

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

1 comentario

  1. Manolito Valdes

    Buen relato, pero por favor, deja los asuntos pesqueros a Juan Freire y a mi, y nosotros no hablaremos de Jung y los arquetipos. :mrgreen:
    Nada, que puedo relacionarlo con la noción de terapia en la pesca y el disfrute por parte de estos. O sea, que es muy cierto. Y esa otra actitude (la del industrial) es en parte responsable por el impacto nefasto de ciertas pesquerías sobre los recursos. Lo se, era un simple koan, pero…

Los comentarios han sido desactivados.