«

»

sep 22 2006

Imprimir esta Entrada

Escuchar voces y la enfermedad mental

¿Qué tienen en común Sócrates, Moisés, Jesús, Juana de Arco, Teresa de Ávila, Emmanuel de Swedenborg, Carl Gustav Jung , Víctor Hugo y Ghandi?  Pues todos escuchaban voces que les ofrecían un aprendizaje especial. Sin embargo,  con la llegada de la psicología y la psiquiatría el escuchar voces empezó a se’r visto como únicamente una experiencia patológica que debe ser tratada con medicamentos.

Nunca me ha convencido el modelo convencional para tratar las voces porque conozco varias personas que escuchan voces sin tener ningún problema psiquiátrico. Para estas personas las voces son recursos de ayuda que los llevan a resolver de manera efectiva sus problemas. Uno de ellos me decía que a veces no había estudiado suficiente para un examen y sus voces le ofrecían las contestaciones. Otra me indicaba que sin sus voces no hubiese podido escribir su libro de poemas. Algo muy similar nos revela el poeta méjicano Amado Nervo en poema Mediumnidad:

Si mis rimas fuesen bellas,
enorgullecerme dellas
no está bien,
pues nunca mías han sido
en realidad: al oído
me las dicta… ¡no sé quién!
Yo no soy más que el acento
del arpa que hiere al viento
veloz,
no soy más que el eco débil,
ya jubiloso, ya flébil,
de una voz…
Quizás a través de mí
van despertando entre sí
dos almas llenas de amor,
en un misterioso estilo,
y yo no soy más que el hilo
conductor.

Recientemente las investigaciones realizadas por el psiquiátra  Marius Romme han revelado que la experiencia de escuchar voces es más común de lo que creemos,  encontrando que alrededor  de un 4% de la población tiene este tipo de experiencia.  Romme encontró que  estrategia terapéutica efectiva es enseñarle a la persona a tener control  sobre sus voces para que no le produzcan ansiedad. Lo que hace la diferencia es como la persona integra esta experiencia a su visión de mundo e identidad.  Por ejemplo, Romme describe el caso de una persona que seleccionana una hora en particular para escuchar voces y al terminar la misma procedía a cortar el acceso a las mismas.

Gracias a Roberto por comentar sobre este tema tan interesante. Los invito a explorar algunos enlaces en torno a lo que se conoce como el “movimiento de los escuchadores de voces”:

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

17 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Eugenio

    Me encanta cuando escribes de ésto.

    Esa actitud de los psiquiatras y psicólogos creo que es muy cierta. Un psiquiatras una vez le explicó a unos familiares mios que los grandes profetas del pasado sufrían de ezquizofrenía y enfermedades mentales como ésta.

    Muchos tienen la tendencia de reducirlo todo a carne y químicos.

  2. Mario Núñez

    Eugenio;

    Hay es donde radica el mayor problema: en una visión de mundo reduccionista que solo conidera lo biológico y lo neuroquímico. La psicología de ser una ciencia del alma ha pasado a ser ciencia de lo que se puede ver y tocar, una disciplina esencialmente materialista.

  3. Cristino

    Yo imagino que las voces deben estar ligadas a nuestra capacidad de reflexiónar, pero en silencio.

  4. lahijademacondo

    Definitivamente exísten las causalidades, leo tu artículo y aclara mi mente en cuanto una decisión personal que tengo que tomar. Tengo a alguien que escucha voces y sufre mucho por que no sabe como lidiar con ellas. Pienso que el remedio no está todo en pastillas y médicos que a veces están más tostaos que el paciente (me consta por experiencia). Esta persona es muy especial para mi, demasiado.

    1. Israel Patoni

      Hola, mi esposa sufre de esto y la verdad es muy dificil, demasiado, a veces ella piensa que la unica salida es el suicidio, ella sufre, yo sufro al verla y no poder ayudarla, es horrible, yo la amo… como vas con tu caso? haz encontrado algo que les ayude? muchas gracias… paratrooper185@hotmail.com

  5. Roberto Arancibia

    Pues me alegro estar dentro de ese 4%
    Si las “voces” provocaran angustia o estuvieran fuera de control sería más complicado. Hasta ahora, todo bien :-)

    Gracias Mario por el documentado post, iré recorriendo los links de los “escuchadores de voces”.

    Un abrazo desde Santiago!

  6. Roberto Omar

    Mario:
    Eso que afirmas es muy cierto. Además, la psicología ha tratado de “encajonar” a las personas bajo la etiqueta de “normalidad”; los que no estén ahí, pues mal por ellos (¿nosotros?). El reduccionismo,a mi parecer, ha provocado un desenfoque en lo que verdaderamente es la psicología. Por lo menos, ya están habiendo movimientos intelectuales hacia lo subjetivo y complejo (aunque no se puede negar los grandes avances y aportaciones de la ciencia tradicional).
    Con respecto a lo de oir voces, me parece muy interesante el enfoque que le dan estos investigadores; no todo lo que no paresca “normal” es patológico.

  7. Sandra

    Mario
    Para muchas personas este es un tema normal. Para otras es una novedad porque no entienden o sienten temor. Los psicólogos deben adiestrarse más en el estudio de lo espiritual para entender estas situaciones. Mi hija menor está estudiando psicología pero entiende el porqué algunas personas escuchan voces. En Brazil existen universidades que pfrecen cursos en psicología espírita. Aprender a detectar y disernir si los síntomas que presentan los pacientes provienen del espíritu y sus diferentes manifestaciones o si proviene de la química de la materia (cuerpo). Mi hija ve y escucha y aunque apenas está comenzando su interés es utilizar la psicología para llegar al alma y ayudar a los pacientes “clasificados” incorrectamente. Un psicólogoo psiquiatra que entienda esto,podrá ayudar a sus pacientes a canalizar sus energías de manera diferente. No sé si me explico correctamente.

  8. Mario Núñez

    Sandra;

    Más claro no canta un gallo, como dice el refrán. Tal vez los que no escuchamos voces somos los “anormales”.

  9. Sandra

    Así es profe. Aunque creo que todos escuchamos y no hacemos caso. Pero eso es otra cosa.
    Conozco muchos libros escritos por personas que escriben lo que escuchan o propiamente dicho, escriben lo que le dictan :) Muy interesante el tema!

  10. cristian

    Mi esposa escucha voces, pero estas voces son agresivas, y ella con su personalidad sumisa muchas veces no puede controlar la situacion. Por suerte he encontrado yo por mis propios medios material informativo que me ayuda a ayudarla a ella para que vea que no es un trauma que solo le pasa a ella.

    Los psiquiatras y psicologos lo unico que hacen es medicar, medicar y medicar…ya me canse de estos charlatanes y como mas arriba han dicho, estoy casi seguro que alguna situacion espiritual/subjetivo. Se que las voces no se iran nunca, por lo cual creo que solo se puede mitigar. Es por ello que los psiquiatras no comprenden por lo que ella pasa, solo medican y se quedan tranquilos. Me da mucha bronca gente asi y por ello estoy embarcado en ayudarlo yo mismo.

    Excelente todos los comentarios que me han ayudado mucho.
    Saludos.

    1. Pato

      hola, me gustaria saber si tienes algun material o algo para poder ayudar a mi esposa que escucha voces agresivas, le diagnosticaron depresion severa y el psiquiatra le recetó risperdal, el cual ya no toma por que se pone peor y no deja de escuchar las voces de todas formas, muchas gracias!! paratrooper185@hotmail.com

      1. Monica

        Yo escuche voces durante casi 3 años, del grifo, la estufa, la mochila del baño, etc, era como tener una radio encendida en mi cabeza, un increible tormento, nadie lo entiende, creen que estas loca, pero no es asi. No fui al medico, sabia que me medicarian sin resolver mi problema. Luego de leer en esta pagina web, entendi que le pasa a mucha gente, y trate de poner limites a esa voz y le pedi que me diga quien era y que queria que haga, que si no era hacerle mal a alguien yo la podia ayudar, poniendole limites de horarios para comunicarnos, ese dia crei que pude dominar la situacion, escribio su nombre con gotas de agua en una tabla, y me dijo que fuera a dormir o mi esposo me dejaria por otra mujer, me fui a acostar, y por primera vez en 26 años juntos lo vi desorbitado, y me pego, casi me ahorca, al otro dia no se acordaba de nada, pero las marcas estaban en mi cuerpo, un terrible ematoma. Entonces comprendi que no era mi mente enferma, algo mas pasaba. De esto hara 3 meses atras, empece a leer, y consulte a una señora, muy especial, adorable, facultativa,muy preparada, la que me saco de mi martirio. Me explico que algunos tenemos un don especial, somos elegidos para algo, para transmitirnos algo, que me creia, que es un tema espirirual, que ningun psiquiatra podria resolver, que hay otras dimensiones. En sintesis, hoy soy otra persona.Yo creo que nuestra mente lo puede todo, hay que aprender a usarla un poco mas. Les recomiendo un libro- “EL ARTE DE LA PROTECCION PSIQUICA” de Judy Hall. errepar
        Esten seguros que se puede salir de esto, igual un poquito escucho, pero me resulta indiferente. No me afecta. Ya no tengo miedo. Suerte.

  11. Mario Núñez

    Cristian;

    Me alegra que los comentarios sean útiles. Tienes mucha razón. El medicar se ha convertido en la única manera de tratar estas experiencias.

  12. Pedro

    Creo que a veces el escuchar voces son a veces la imaginacion de alguien, o se debe que al escuchar tanto a las personas que ya ni siquiera sabes que es lo que pasa, a mi me gustó oir por primera vez a mi mamá oirla cuando ni siquiera me estaba hablando, hasta a veces otra voz de mujer o hasta la de dios me hablaban, en fin, luego eran demasiadas voces y ahí era cuando me empezó mi amgustia. Esta ha sido mi esperiencia; hasta hoy llevo un tratamiento psiquiatrico, yo hasta me ponía violento, pero el psiquiatra me recomendó que nada de estrés ni nada que me pusiera nervioso. Hasta hoy 15-07-07 llevo un año y 7 meses de tratamiento, hasta que el psiquiatra me dé de alta.

  13. Jesús

    Yo conozco perfectamente el proceso evolutivo que permite al ser humano la percepción de voces procedentes de una fuente determinada. Es algo natural, que esta estrechamente relacionado con las sensaciones y los sentimientos.
    Sin embargo y a pesar de ello, por este hecho, a una de mis hijas le fue aplicada toda la sistemática psiquiátrica, al identificar la sintomatología dentro del cuadro de una posible esquizofrenia.
    Una experiencia frustrante, en el que las consideraciones por mi introducidas, solo sirvieron para radicalizar el dogma del psiquiatra que la trataba.

  14. yasmina

    mi hijo de21 años el es un niño especial no habla pero cuando esta en su piesa lo veo taparse los oídos y con el dedo mirando hacia la ventana dise la señal que no y con su voz no no no y se pega en la cara va y me agrede a mi y asota las cosa que hay a su alrededor un medico de la nuva ps dique psiquiatra le mando unas gotas que lo puso a retorserse cuando lo lleve por urgencias otro medico me dijo que eso era los efectos colaterales de esa droga y me asuste tanto que no le volvi a dar esa droga como puedo ayudar ami hijito me ciento angustida por favor ayudenme a salvarlo muchas gracias y que dios los bediga por lo que me puedan aportar

Los comentarios han sido desactivados.