«

»

Abr 04 2008

Imprimir esta Entrada

Tener que decidir a los 18 años lo que se quiere ser y hacer para toda la vida

El sistema educativo le requiere a nuestro tener  que decidir lo que e quiere hacer para toda la vida a los 18 años. El problema mayor es que a los 18 años uno no sabe quién es. Es más,  todavía  hay mucha gente que a los cincuenta anda igual de perdido.

Así que me parece abusivo e  inconsciente que forcemos a nuestra población estudiantil a decidir lo quien hacer por el resto de sus días a una edad en que se está definiendo su identidad. En una conversación con el amigo David González, él recomendaba una especie de moratoria en donde el estudiante antes de decidir tuviera experiencias prácticas en varios escenarios de trabajo. Pienso que eso sería lo más conveniente: una moratoria de dos a tres años para conocer el mundo del trabajo y después continuar estudiando lo que a uno le apasiona. De lo contrario seguiremos encontrando a  un gran número de estudiantes que se pasan de programa en programa tratando de encontrar su vocación. Pero la mejor manera de lograr ésto  no es dentro de la Universidad pero en el mundo del trabajo.

No tenemos que ajorar a nuestros estudiantes. Les queda una larga vida por delante. Lo más importante es que la decisión que tomen en relación a su carrera, sea uno consciente, basada en experiencias y  relevante a las metas que tienen para su vida. Me parece que muchos de nuestros estudiantes si se les ofrece la moratoria, verán en ella la oportunidad para vivir un poco más antes de tomar una decisión tan importante. No tengo dudas que la moratoria será de gran ayuda para muchos.

Para leer varias opiniones de estudiantes sobre este tema vaya al blog de Students 2.0.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

1 comentario

  1. Nicolás Robinson

    Bueno, y ¿quién no tiene dudas ya más mayor? ¿Quién no piensa en si hubiera tomado tal o cuál decisión? Pero en algún momento habrá que decidir el camino. Además, esa visión que se tiene de que lo que estudies es en lo que vas a trabajar es errónea. A mi me parece genial poder decidir a los 18 años y eso que cuando me tocó prácticamente lo hice a ciegas, sin saber prácticamente nada de la carrera que elegía, pero no podría soportar más años de estudiante…

    Por lo menos nosotros tenemos la suerte de poder elegir. Y si nos equivocamos, pues ya rectificaremos. Lo que es abusivo es dedicar más de veinte años a la formación y luego no poder encontrar un trabajo o encontrarse en condiciones muy inferiores y no poder mostrar nuestra valía, eso sí es abusivo.

    Decidir a los 18 años… Por mí habría decidido mucho antes, aún sin saber lo quería hacer con mi futuro.

Los comentarios han sido desactivados.