«

»

Nov 29 2008

Imprimir esta Entrada

Do not stand at my grave and weep

Este poema, originalmente escrito en inglés, es atribuido a Mary Frye, aunque jamás fue publicado bajo su nombre. Así es como me siento con los seres que he amado pero ya “no están”:

Se fueron pero se quedaron conmigo.

Están  “muertos” pero viven con más fuerza que nunca.

No los veo pero  forman parte de todo lo que hago.

No los escucho pero me hablan a diario.

Por eso es que no visito sus tumbas. Nunca han estado ahí.

Música por Shaz OYE

Do not stand at my grave and weep

I am not there; I do not sleep.

I am a thousand winds that blow,

I am the diamond glints on snow,

I am the sun on ripened grain,

I am the gentle autumn rain.

When you awaken in the morning’s hush

I am the swift uplifting rush

Of quiet birds in circled flight.

I am the soft stars that shine at night.

Do not stand at my grave and cry,

I am not there; I did not die.

(Traducción al español)

No te pares frente a mi sepulcro ni llores.

No estoy allí, yo no duermo.

Soy mil vientos que soplan.

Soy los brillos de diamante en la nieve.

Soy la luz del sol en grano madurado.

Soy la lluvia apacible del otoño.

Cuando despiertes en el silencio de las mañanas,

Soy el surgir que se eleva

de pájaros silenciosos en vuelo circundado,

Soy las suaves estrellas que brillan en la noche.

No te pares frente a mi sepulcro ni llores,

No estoy allí, yo no he muerto.

image

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Ivonne Acosta

    Gracias por compartir esta belleza de poema y traducirlo, además de incluir los videos. ¿Puedo utilizarlo en algún momento en mi blog? Claro que le daré el debido reconocimiento..

  2. Mario Núñez

    Ivonne;
    Seguro que puedes usarlo. Ese es el espíritu de este blog.

  3. Carlos Angeles

    Que belleza. Ojalá la gente pudiera comprender que nuestro paso por el mundo solo deja lo que hacemos y compartimos con los demás, las perdidas serían mucho menos dolorosas si aprendieramos que aquel que se va en realidad siempre vivirá en nosotros, y al ser nada mas que átomos al morir en verdad regresamos a la tierra para formar parte del todo.

  4. Carlos Angeles

    He releido tu post y no puedo evitar poner algo en mi blog al respecto; aun no lo escribo, pero en cuanto lo haga te aviso.

  5. inma

    Hola!

    Me siento muy identificada con el poema; es una maravilla.
    Gracias por compartirlo con nostros 🙂

    por cierto, he añadido el link del blog a uno de los míos “http://alevlegustaelteatro.blogspot.com/”, supongo que no hay ningún problema, ¿no?

    Saludos!

  6. Mario Núñez

    Inma;

    Muchas gracias por el enlace.

  7. Iris

    Muy bonito poema y muy emotivo. Recientemente perdi mi mejor amiga, mi amiga de toda una vida. Una amistad de niñas, adolecentes, adultas, una amistatad que pudo perdurar atraves del tiempo y sobre todo la distancia. Una amistad que crecio y florecio por mas de 40 años. Bien se que asi como nuestra amistad pudo vencer el tiempo y la distancia asi tambien vencera la eternidad porque mientras tenga un aliento de vida llevare a mi amiga Mary en el corazon y el recuerdo.

  8. Carlos Angeles

    Mario:

    Lo pormetido es deuda, ya publiqué el post donde hablo de este. Mil gracias.

    http://arcadianos.blogspot.com/2008/12/no-te-pares-frente-mi-sepulcro-ni.html

Los comentarios han sido desactivados.