«

»

Dic 12 2008

Imprimir esta Entrada

Cinco días buscando a la pantera de caimito

Desde un punto de vista psico-social resulta interesante el fenómeno de la pantera de caimito. La prensa se ha dado un banquete con el evento, el DRNA ha tratado de lucirse y los residentes de Caimito y áreas limítrofes viven temerosos de la pantera. Me parece que este cuento Zen puede darnos luz sobre cómo proceder:

Una historia Tibetana cuenta sobre un estudiante de meditación que, mientras meditaba en su cuarto, creía ver una araña descender frente a él. La amenazante criatura regresaba cada día, cada vez más grande. El estudiante estaba tan asustado que fue a su maestro a contarle su dilema. Le dijo que planeaba colocar un cuchillo sobre su falda durante la meditación, así si la araña apareciera, la mataría. El maestro le aconsejó que no lo hiciera. En cambio, le sugirió llevar un trozo de tiza a la meditación, y cuando la araña apareciera, le marcara una "X" en su panza. Y luego le contara. El estudiante volvió a su meditación. Cuando la araña apareció nuevamente, él resistió la necesidad de atacarla, en cambio hizo exactamente lo que el maestro le había sugerido. Cuando más tarde le contó a su maestro, éste le dijo que se levantara la camisa y mirara su propio vientre. Había una "X".

Hay que dejar de proyectar nuestros ansiedades y comenzar el trabajo de confrontar a la  pantera que habita en cada uno de nosotros.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

2 comentarios

  1. Angel

    Entrada interesante. Tienes razón en lo de las proyecciones. ¿A que tenemos miedo?

    Saludos de http://www.fotografia101.com , un foro de fotografía puertorriqueño

  2. Mario Núñez

    Angel;

    Yo diría que tenemos miedo a vernos tal y como somos.

Los comentarios han sido desactivados.