«

»

Jun 11 2009

Imprimir esta Entrada

¿Barriga llena, blogueo contento?

Parece que hace tiempo que la UPR en Mayagüez está promocionando el restaurant de çomida rápida conocido como Burger King pero fue ayer que me percaté de  la “obra de arte”:

bg 002

Me agrada que se promocione el bloguear pero me disgusta que tengamos una promoción de un restaurante en el cual  la mayor parte de su comida es basura.  Más aún, se obvia el detalle de que el internet inalámbrico está disponible en nuestra Universidad para todos los estudiantes. No hay que ir a BK.

¿Qué ganamos promocionando a BK? ¿Cuál es el mensaje que le estamos dando a nuestros estudiantes? ¿Qué valores  estamos promoviendo cuando anunciamos a BK? Y para los que consideren que estoy exagerando los invito a leer el artículo Fast food hamburgers: what are we really eating? . Después de su lectura no volverán a comer “fast food hamburgers” en su vida. Quiero a mi  Colegio libre de promociones que promueven estilos de vida no saludables.

Fast food hamburgers: what are we really eating?

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Prometeo

    ¿Pero ese anuncio esta dentro del colegio? No sé como tomar esta noticia pero me preocupa. Adelante y éxito

    1. Mario Núñez

      Si, está dentro del Colegio.

  2. nano

    Ciertamente la comida de BK, McDonald o casi todos los fast food no es nada saludable. Aunque ahora cuentan con ciertas selecciones de comida mejores. Yo en particular no comería todo los días en Fast foods pero cuando el bolsillo aprieta son los más económicos.

    Cuando estudié en el Colegio prefería la cafetería… siempre me ha gustado más lo criollo.

    Yo veo el anuncio interesante y no lo encuentro mal. Aunque en mi caso me quedaría blogueando en la cafetería o el centro de cómputos de economía en SH-301.

    =)

  3. Angel

    Un artículo verdaderamente interesante. Gracias por compartirlo.

  4. Sylvia

    Pues yo también lo vi cuando llevaba a mi hijo a la Universidad y bueno, supongo que ya estamos tan acostumbrados a la contaminación visual, que no puse reparo alguno. Con esto pasa como cuando se anunciaban bebidas alcohólicas en las canchas donde se jugaba algún deporte. Nada más incompatible.

    Lo mismo pasa cuando las instituciones que se supone den el ejemplo se dejan llevar por otros intereses que nada aportan a la comunidad que sirven.

Los comentarios han sido desactivados.