«

»

Sep 15 2011

Imprimir esta Entrada

Bob Esponja (Spongebob) y el cerebro de los niños

imageEsta semana ha causado revuelo en los medios tradicionales una investigación publicada en Pediatrics que concluyó que ver nueve minutos de Spongebob afectó negativamente la ejecución de un grupo de niños en una serie de ejercicios  de memoria y de habilidades de  pensamiento. Y los titulares sensacionalistas no se hicieron esperar: SpongeBob Could Impair Kids’ Brain Power: Study – International Business Times; SPONGEBOB ROTS YOUR CHILD’S BRAIN – STUDY « NewsDze-Zimbabwe y Study: "SpongeBob" Dampens Children's Brain Function – Curriculum Matters – Education Week . Pero el titular que “botó la bola” es el que llega a preguntar si Spongebob causa daño cerebral: SpongeBob SquarePants Can Cause Brain Damage To Kids?.

Sin embargo una lectura crítica al artículo nos hace ser más cautelosos en relación a los resultados del estudio:

1.  La muestra es una muy pequeña (60 niños en total divididos en tres grupos).

2. Debido a que se midió la ejecución de los niños después de los 9 minutos de ver Spongebob, se desconoce si las deficiencias se mantendrán o son  de carácter temporero.

3. La muestra estuvo compuesta de niños de cuatro años por lo tanto hay que  preguntarse si tendremos estos mismos efectos en niños de otras edades.

4. Es importante señalar que no hubo diferencias significativas en ejecución entre el grupo que vio Spongebob y el grupo que vio un programa de un ritmo mas lento (Calliou). (Is SpongeBob Bad, or Is It Just TV? | World of Psychology) Lo que nos lleva a pensar que Spongebob no es necesariamente el culpable.

De todas maneras ya los medios han logrado estimular la histeria entre las personas. Me imagino que ya se estarán formando grupos en Facebook en contra de Spongebob y algunos  fundamentalistas utilizaran este estudio para validar lo que siempre han dicho: Spongebob es un instrumento que utiliza Satán para pervertir a nuestros niños. Y en ese sentido el daño mayor a nuestros cerebros lo llevan a cabo estos medios de desinformación masiva. A esos medios si hay que temerles.

Lillard, A. S., & Peterson, J. (2011). The Immediate Impact of Different Types of Television on Young Children’s Executive Function. Pediatrics. doi:10.1542/peds.2010-1919

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!