«

»

Ago 04 2005

Imprimir esta Entrada

Gesta de padre no-custodio

Nos salimos de nuestra temática acostumbrada para compartir con ustedes una reflexión en torno a la situación que confrontan muchos padres después del divorcio. Hoy en el Nuevo Día aparece la siguiente noticia:

Un hombre que se mantuvo por dos días en una grúa en San Juan, bajó del lugar después de que su ex compañera y sus dos hijos se presentaron al lugar, para atender la petición que les hacía.
William Milián Escobar, de 35 años, se mantuvo desde el martes en una grúa en el edificio Paseo Caribe, cercano a los hoteles Caribe Hilton y Normandie.
Luego de bajar del lugar, Milián Escobar fue trasladado al Cuartel General de la Policía, junto a sus dos hijos y la madre de ellos.
El trío fue llevado a la oficina del superintendente de la Policía, donde se entrevistaron con el jefe del cuerpo, Pedro Toledo.
Mientras, Toledo dijo que pidió que se consultara el caso con un fiscal para analizar si les pueden someter acusaciones.
Este padre tiene que recurrir a medidas extremas para que le permitan ver a sus hijos. Esto ocurre debido a leyes medievales que, después del divorcio, le quitan los derechos que tiene el hombre como padre y lo empiezan a llamar un “visitante”. Mientras las cortes favorezcan a las madres en relación a la custodia tendremos un sistema lleno de injusticias hacia los padres que desean mantener una relación genuina con sus hijos.

La ex-esposa de Milián declara que le deben hacer pruebas psiquiátricas al padre de su hijo. Definitivamente, cualquiera se vuelve “loco” después de no ver a sus hijos por dos años.

Hay un tipo de violencia que no ha sido reconocida en Puerto Rico. Esta forma de violencia no es descrita por los medios de comunicación, ni siquiera en las secciones de cartas del lector. Sin embargo, es una violencia siniestra, nefasta y devastadora. Es un tipo de violencia que tiene como objetivo separar al padre no-custodio de sus hijos/as mediante la eliminación de las visitas o la reducción significativa de las mismas. Es una violencia perpetrada por padres custodios que en su afán de poder y control tratan de eliminar al padre “visitante” de la vida de los/as niñas/os. Esta violencia es una acto criminal y abusivo.

En Puerto Rico por cada 100 parejas que contraen matrimonio, un total de 42 de ellas terminan divorciándose. La custodia en el 95% de los casos se le concede a la madre y el padre no-custodio recibe las llamadas “visitas” de fin de semana alterno.
Al padre no-custodio se le priva de participar plenamente en el desarrollo de sus hijos/as, limitándolo al rol de proveedor económico. Esta situación de injusticia afecta negativamente la vida de nuestros niños/as en Puerto Rico y es la responsable en gran parte de la problemática psico-social que afecta a la sociedad puertorriqueña.

La llegada del nuevo milenio requiere una revisión de nuestra visión de mundo en torno a los asuntos relacionados a la custodia de los hijos. Primeramente, tenemos que dejar de considerar a los niños como posesiones por las cuales hay que luchar. Un niño no debe ser tratado como un objeto al cual podemos utilizar y manipular a nuestro antojo. Segundo, el modelo utilizado en los tribunales de Puerto Rico para lidiar con los asuntos de custodia debe ser revisado porque promueve el conflicto, el antagonismo y la desesperanza. Uno de los padres adquiere la custodia (“el ganador”) y al otro se le ofrecen “visitas” (el perdedor). El quitarle la custodia de sus hijos/as a un padre por el mero hecho de divorciarse es un acto punitivo irracional y sin sentido.

El antagonismo entre los padres se reduciría significativamente si los tribunales en Puerto Rico trabajaran desde la presunción de custodia compartida. La custodia compartida, más que un concepto legal, es una filosofía en torno a las relaciones paterno-filiales después del divorcio. La misma está basada en los siguientes principios: los padres cooperan y comparten responsabilidades en la crianza de los niños; tanto la madre como el padre son vistos como igualmente importantes en el desarrollo del niño y el niño vive un tiempo con el padre y un tiempo con la madre.

El modelo de custodia compartida tiene una serie de ventajas en comparación con el modelo de custodia mono-parental. La custodia compartida tiende a equilibrar el poder y la autoridad entre los padres, reduciendo los conflictos entre los mismos. También, ambos padres tienen más tiempo para ellos y sus nuevas relaciones. Además, la custodia compartida aumenta la auto-estima de los niños debido a que sienten que no han perdido a ninguno de sus padres.

El hecho de que se le exija en Puerto Rico a ambos padres estar de acuerdo para otorgar la custodia compartida nos parece absurdo, irracional e injusto. Es una manera de mantener al papá en la categoría humillante y enajenante de visitante no-custodio.
Queremos invitar a la comunidad puertorriqueña a un análisis profundo y crítico de lo que significa ser papá después de un divorcio.
La preferencia por la custodia maternal es una basada en estereotipos culturales y prejuicios de género. Esto claramente es una violación clara al Código Civil y es necesario que se establezcan las medidas para que no continúe ocurriendo este tipo de discriminación.


Technorati Tags: , , , , ,

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

6 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Eugenio

    Hola, me alegro mucho que hayas tocado el punto aunque se salga de la temática. Y mi me parece muy triste que un hombre tuviera que llegar a eso para ver a sus hijos, pero más triste aún es la reacción del pueblo, el cual según yo percibía, no sentía ningún tipo de empatía por este señor (Incluso, según dijeron en las noticias, algunos fueron hasta allá y le gritaban que se tirara). Claro, si hubiera sido una mujer pues todos estuvieran hablando del “amor de madre”, de que “madre solo hay una”, “la madre es madre” y todo lo demás, lo cual podrá ser cierto, pero no justifica un discrimen por género tan humillante e insensible.

  2. Irene

    Este tema me toca muy de cerca pero claro esta todo lo contrario. Existen muchisimos casos donde los padres con derecho a visitacion no ejercen este derecho. No buscan a sus hijos y no comparten las obligaciones de un padre en la crianza de un hijo. El hombre en algunos casos entiende que con solo pagar una pension alimentaria esta cumpliendo con todo lo que exige la ley. Muchos padres no quieren responsabilidades adicionales y lo que quieren es vivir una vida sin compromisos. La figura paterna es muy importanate en la vida de los hijos. Que tal si el padre no custodio no busca a sus hijos y no alluda en la crianza del mismo?

  3. Mario Núñez

    Saludos Irene,

    Definitivamente que tenemos casos de padres que no se ocupan de continuar una relación con sus hijos después de un divorcio. Me parece que necesitan crecer y aprender a ser verdaderos padres. De la misma manera que se les obliga a pagar pensión se les debe pedir que atiendan a sus hijos. El problema es que los que reciben atención son ese tipo de padres mientras los padres responsables a los cuales se les obstaculiza sus relaciones paterno-filiales no se les presta ninguna atención.

  4. Edward m

    :neutral:Mi caso es me divorcie 10 años atras y mi ex-posa nunca me permitio la relacione paterno filiales con mis hijos . De la misma manera tengo q pagar la pención alimentaria de mis hijo pero el Tribunal no toma cartas en el asunto. Cuando tiene orden del Tribunal pero como es Mujer no la obligan a nada pero si fuera yo el que no cumpliera con la orden estubiera Preso.

  5. Mario Núñez

    Saludos Edward,

    Esa historia la viven muchos padres puertorriqueños pero los tribunales no toman cartas en el asunto. La custodia compartida resolvería mucho de estos problemas.

  6. miaguy

    Hasta hoy encontre este tema aunque tarde. Hace años que yo estoy en esa situacion, ahora que mi hija tiene 18 de edad, ni quiere saber de mi. En adicion, ahora me piden un aumento de pension ademas de los 66mil al año que la “nena” recibe de un trust fund. No hay justicia para algunos hombres en este pais. Yo trabajo para vivir, no soy rico, tengo hipoteca como muchos y ademas deudas sin embargo ni la mama, ni el padrastro, ni la “nena” trabajan. Fui a un abogado y me dijeron “No hay nada que hacer”…este pais es increible……

  1. DigiZen » Blog Archive » Milián: Arquetipo del padre no custodio

    […] William Milián Escobar reclama poder ver y compartir con sus hijos de 14 y 15 años sin restricciones y supervisión estrecha del tribunal. Por eso mantiene desde el lunes una protesta en una grúa a 200 pies de altura. Esta no es la primera vez que William decide protestar de esa manera ya que el año pasado comentamos también que había recurrido a esta “estrategia”. […]

Los comentarios han sido desactivados.