«

»

Sep 24 2005

Imprimir esta Entrada

Adiestrando en tecnología

Hoy leí un artículo titulado Just Use It: Rethinking Technology Training for K-12 Teachers que crítica el modelo tradicional de adiestrar maestros y profesores y sugiere una forma diferente de llevar a cabo estos adiestramientos en tecnología.

En el llamado modelo tradicional se ofrecen adiestramientos en PowerPoint, Excel, Word, Blackboard , WebCT, entre otros, de varias horas y se espera que al final de los mismos el maestro sea un experto. Burns considera que este tipo de programa se aprende muchas veces de forma intuitiva y que todas las horas que se invierten en estos adiestramientos tienen como consecuencia que el maestro piense que es mucho más difícil dominar las funciones básicas de estos programas de lo que realmente es. Y debido a que piensa que el programa es complejo pues termina sin motivarse a manejar el mismo. El hecho de que se necesite un experto para que nos adiestre en el programa envía el mensaje de que no somos capaces de aprenderlo sin ayuda. La realidad es que las funciones básicas de estos programas pueden aprenderse sin necesidad de un experto.

Burns sugiere un modelo que llama “just used it” y “just enough”. Si lo traducimos de forma libre al español lo podemos llamar el modelo “mete mano en grupo”. Este modelo no está basado en el desarrollo de destrezas pero si en el currículo, en la enseñanza y en la colaboración. En este modelo se le da la tarea a un grupo de maestros que desarrollen un proyecto en grupo utilizando unas aplicaciones. A un representante del grupo se le demuestra las funciones del programa y éste ofrece un adiestramiento básico al grupo. Después de eso comienzan a adiestrarse en la aplicación mediante experimentación, errores y apoyo entre pares. Solamente se interviene con el grupo cuando sus miembros han tratado de encontrar la respuesta mediante experimentación, colaboración y la ayuda que ofrece la aplicación. El foco es en el desarrollo de las destrezas mínimas que se necesitan para aprender la aplicación.

Este modelo es uno que pueden también utilizarse cuando intentamos adiestrar a nuestros estudiantes en tecnología.

El modelo “just used it” es uno que responsabiliza a las personas por su aprendizaje. Además, valora la importancia de una destreza esencial: aprender como aprender. Los facilitadores solos esencialmente guías de un proceso que debe darse con una mínima intervención de los llamados expertos.

Cuando reflexiono sobre el proceso que he seguido para aprender las aplicaciones que uso, tengo que concluir que el modelo que ha sido efectivo está basado en el “just used it” y el “just enough”. Si aprendo de esa manera pues los participantes de mis adiestramientos deberían también poder aprender de la misma manera. Así que ese será el lema de mis próximos talleres: “Mete mano”.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Alejandro Valero

    Las ideas geniales son aquéllas que de puro evidentes no somos capaces de expresar, hasta que alguien la dice, y ésta es una de ellas. Estoy totalmente de acuerdo con esta estrategia, y la voy a usar con mis alumnos. La verdad es que los que somos autodidactas, hemos empleado este método continuamente, aunque no en grupo, como aquí se sugiere. Lo que pasa es que muchas veces nos dejamos llevar por los convencionalismos a la hora de enseñar las cosas que hemos aprendido.

  2. Juan Lapeyre

    Creo que el título está equivocado, en un sentido positivo. Lo que distingue el colega Burns es algo bastante antiguo, sólo que en el ámbito anglosajón no se toma en cuenta. Distingue entre “training” y “learning”, entre “adistramiento” y “aprendizaje”. La mayoría de los autodidactas (como nosotros) aprende una aplicación, en cambio, cuando acudimos a una academia nos “entrenan”. Y eso es por la finalidad de cada actividad. Generalmente el que aprende es porque necesita ser capaz en ese aspecto, es decir, necesita comprender la aplicación, no es que simplemente la “explore”, realmente la “experimenta”. En cambio, el que se entrena lo que quiere es “manejar” la aplicación, es decir, usarla porque en el trabajo la piden, su motivación es externa.
    El problema real es que en los colegios se suele entrenar y no aprender, en general. El verdadero maestro enseña, es decir, consigue que el alumno aprenda, es decir, lo convierte en un autodidacta, finalmente. Es lo que llaman, pomposamente, “aprender a aprender”.

  3. Mario Núñez

    Alejandro y Juan;

    Como mencionan, una de las metas de los “adiestramientos” en tecnología debe ser ell fomentar el “autodidactismo”. De esa manera fomentamos la independencia, el mejoramiento continuo y al aprender a aprender. Si logramos le enseñamos a los estudiantes a pescar en vez de darle el pescado en bandeja de plata. 🙂

Los comentarios han sido desactivados.