«

»

Ene 14 2006

Imprimir esta Entrada

La Santidad en el Instante Presente

El guerrero japonés fue apresado por sus enemigos y encerrado en un calabozo. Aquella noche no podía conciliar el sueño, porque estaba convencido de que a la mañana siguiente habrían de torturarle cruelmente. Entonces recordó las palabras de su Maestro Zen: «El mañana no es real. La única realidad es el presente». De modo que volvió al presente… y se quedó dormido.

De: El canto del pájaro: Anthony De Mello

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

2 comentarios

  1. Alvaro

    Son comunes estas frases entre los belicistas. Lo mismo pasa con los soldados creyentes, que van a la guerra livianamente, pues sucederá lo que Dios les destinó, y contra eso no puede hacerse nada.

    En fin, tengo sueño ya… no me sigo enrollando. Saludos.

  2. Mario Núñez

    Alvaro,

    No estoy seguro si entiendo tu mensaje pero no me parece que esa sea la “moraleja”de la historia.

Los comentarios han sido desactivados.