«

»

Feb 07 2006

Imprimir esta Entrada

Blogs y trabajo

Está bien claro para mí: el día que publicar en mi blog se convierta en un trabajo u obligación, no tendré reparos en decir adiós. De la misma manera, que el día en que aquello que hago como profesor se convierta en un trabajo u obligación, me retiraré sin pensarlo dos veces o buscaré otro tipo de trabajo. En el momento en que este proyecto se convierta en una carga, ya dejará de tener la magia que llevo a su creación y por lo tanto perderá su significado. Escribo aquí como producto de un impulso interno y para satisfacer mis inquietudes académicas, educativas y espirituales. El blog es en esencia un reflejo de mi desarrollo en el mundo de las tecnologías de aprendizaje y su intersección con lo que soy como ser humano.

Y siempre es saludable recordar las palabras de Don Juan:

“…Cualquier cosa es un camino entre cantidades de caminos. Por eso debes tener siempre presente que un camino es sólo un camino; si sientes que no deberías seguirlo, no debes seguir en él bajo ninguna condición.
Para tener esa claridad debes llevar una vida disciplinada.
Sólo entonces sabrás que un camino es nada más un camino, y no hay afrenta, ni para ti ni para otros, en dejarlo si eso es lo que tu corazón te dice.
Pero tu decisión de seguir en el camino o de dejarlo debe estar libre de miedo y de ambición. Te prevengo.
Mira cada camino de cerca y con intención. Pruébalo tantas veces como consideres necesario. Luego hazte a ti mismo, y a ti solo, una pregunta: ¿Tiene corazón este camino? Si tiene, el camino es bueno; si no, de nada sirve. Todos los caminos son lo mismo, no llevan a ninguna parte. Son caminos que van por el matorral. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no…” Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte; el otro te debilita.”
El problema es que nadie se hace la pregunta, y cuando por fin se da cuenta de que ha tomado un camino sin corazón, el camino está ya a punto de matarlo.
Un camino sin corazón nunca se puede disfrutar. Hay que trabajar duro tan sólo para tomarlo. En ese punto pocas personas pueden parar a pensar y dejar el camino… En cambio, un camino con corazón es fácil: no te hace trabajar por tomarle gusto.
Para mí existe solamente el viajar por caminos con corazón, en cualquier camino que pueda tener corazón. Por ahí viajo, y el único desafío que vale la pena es atravesarlo en toda su longitud. Y por ahí viajo, buscando, buscando, sin aliento”. (“Las enseñanzas de Don Juan” de Carlos Castañeda.)

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Francisco Muñoz de la Peña

    Hola Mario, el enlace al artículo “Tutorial sobre como insertar tu banner en blogs creados en La Coctelera ” no me funciona, saludos.

  2. Francisco Muñoz de la Peña

    Hola Mario, el enlace al artículo “Tutorial sobre como insertar tu banner en blogs creados en La Coctelera ” no me funciona, saludos.

  3. Mario Núñez

    Saludos Paco,

    Gracias por el aviso. Ahora funciona .

Los comentarios han sido desactivados.