«

»

Feb 19 2006

Imprimir esta Entrada

Los weblogs como herramienta educomunicativa

El amigo Paco, blogfesor de AulaBlog y Aulablog21 nos alerta de la publicación de un interesante artículo de Eland Vera sobre el poder de los edublogs para transformar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Nos dice Eland en su artículo:

Este apoyo a diferencia de otros recursos educativos tiene la singularidad de hacer realidad el ansiado sueño de la pedagogía constructivista: permitir la construcción o hechura del conocimiento teniendo como eje al aprendiz, pues el propio estudiante junto al maestro es autor de su propio blog. La función del profesor, visto de esta manera, es la de mediador y guía, haciendo realidad otro ansiado sueño, el de la teoría del aprendizaje social o aprendizaje por observación de modelos: el estudiante navega en la blogósfera educativa procesando las pautas, recomendaciones, alertas e inconvenientes del maestro y de sus compañeros.

También Eland hace un análisis del desarrollo de los blogs en el Perú y la necesidad de atender el problema de la brecha digital. Concluye el artículo citando el credo del blogfesor de este servidor y de todos aquellos blogfesores de corazón:

Soy un blogfesor porque desde hace un año mi bitácora se ha convertido en un mecanismo efectivo para aprender y enseñar. Soy un blogfesor porque creo en la inteligencia colectiva de la blogosfera. Soy un blogfesor porque considero que los weblogs son una herramienta poderosa de educación y mejoramiento continuo. Soy un blogfesor porque predico las buenas nuevas de los weblogs y su poder para transformar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Soy un blogfesor porque me fascina aprender y poder compartir lo aprendido en la blogosfera. Soy un blogfesor porque creo en el poder terapéutico de los weblogs. Soy un blogfesor porque una de las tareas diarias a las cuáles me enfrento con seriedad y responsabilidad es la de bloguear. Soy un blogfesor porque la práctica de bloguear me libera de la rutina y la normalidad de todos los días. Soy un blogfesor porque mis “web feeds” son mi biblioteca personal preferida. Soy un blogfesor porque considero que bloguear es una práctica espiritual. Soy un blogfesor porque me nutro todos los días de la sabiduría de la blogosfera. Soy un blogfesor porque bloguear es un camino con corazón.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Kahlúa Macarena

    Como cambian los tiempos… Ahora con los blogs se abren puertas de oportunidades educativas que antes eran inimaginables. Por ejemplo, si los blogs hubieran existido cuando yo era estudiante de Educación (digo, en ese entonces el internet estaba en pañales :razz:) mi actitud hacia el diario reflexivo definitivamente hubiera sido otra. Para mí era una carga, un castigo, cuando un profesor me pedía un diario reflexivo. Me tocaron hacer tres (parece que estaban de moda o eran lo último en los muñequitos). Era una verdadera tortura “reflexionar” sobre temas discutidos en clase por el mero hecho de que era una tarea, una obligación; aparte de que nunca tuve la disciplina para mantener un diario común y corriente. Yo que soy una prepa en el mundo de los blogs, y me lo disfruto tanto ahora “después de vieja” (entre comillas, porque no soy tan vieja :wink:), de seguro que me lo hubiera disfrutado de estudiante. Me gustaba cuando un profesor fomentaba la discusión en la clase. El blog invita a la discusión. En lugar de hacer entradas en un diario de papel que el profesor leerá y evaluará al final del proyecto o curso, me parece más pedagógico hacerlas en un blog, que tanto el profesor como otros estudiantes leerán, y comentarán al respecto.

  2. Mario Núñez

    Kahlúa;

    Como muy bien señalas esa es la gran diferencia: un diario reflexivo que solo lee el profesor (si es que lo lee) o un diario abierto a todo el mundo. Es similar a la diferencia entre una página web a un blog. Cada menos le encuentro menos sentido a las páginas web estáticas. Uno las construye y se quedan por los siglos de los siglos, sin actualizar.

  3. lmgavilanes

    Me parece muy curioso este neologismo de BLOGFESOR. Me asalta una duda: ¿No es muy restrictivo el término? Habría que recordar que ya se devaluó (con el avance de las reflexiones sobre los modelos, corrientes y/o paradigmas pedagógicos) el término PROFESOR. Por ello (aunque en realidad no ha cambiado el mismo sistema de enseñanza; cambian sólo los términos) ahora invaden términos como facilitador, tutor, asesor, orientador… Parece que la moda es ya desterrar del diccionario pedagógico la palabra profesor. ¿Se recupera, entonces, el de profesor, escondido inconfesamente en el de BLOGFESOR?

  4. Mario Núñez

    Considero muy interesante tu reflexión. Pero como mencionas a veces los conceptos pueden cambiar y si el sistema se mantiene igual, de nada sirve. Mucho más importante es lo que uno es y hace como profesor, maestro, facilitador, etc. “Por sus frutos los conoceréis” y ese el caso de los blogfesores.

  5. eland vera

    Gracias por referirme. El artículo fue preparado especialmente para una exposición de TICs en la Universidad San Agustín de Arequipa, Perú. ¡Ah, me olvidaba: ya me llegó la pulsera de blogfesor, gracias!
    Agrego que uno de los potenciales más estimulantes de los blogs entre estudiantes es que permite exteriorizar la identidad de cada quien: empuja a reflexionar sobre uno mismo y cómo será visto por los demás. Una verdadera revolución en el aprendizaje y en el vínculo humano.

Los comentarios han sido desactivados.