«

»

Abr 19 2006

Imprimir esta Entrada

Satisfacción y tedio en los blogs

Como indiqué en un artículo anterior durante este semestre tengo una clase en donde uno de los requisitos es que los estudiantes mantengan un blog. El objetivo es que puedan utilizar el blog como una herramienta para complementar el proceso de investigación que llevan a cabo (formulación del problema, selección del método, revisión de literatura y reflexiones sobre el proceso). Mantener el ritmo y el entusiasmo para publicar de forma frecuente no es nada fácil. Roberto Díaz, uno de los estudiantes, hace unos días publicó la siguiente entrada:

No sé ni como empezar a escribir esta entrada. Bueno…sólo quiero expresar mi sentir con relación a la creación de esta bitácora. Me he sentido sumamente satisfecho al crearlo, pues he sentido que lo he hecho bien, que estoy logrando el propósito (el cual es académico). Además, fue un reto, pues nunca había bregado en una bitácora. He visto que es una buena herramienta para la propagación de conocimiento, vivencias o simplemente tonterías que uno quiera poner. Por esta parte me siento sumamente satisfecho.

Pero por el otro lado, el crear una bitácora que sea limitada a un tema es algo un poco complicado. Más aun es el tener la necesidad de entrar ciertas entradas a la semana. A la larga, va perdiendo esa motivación intrínseca del principio, y no se si se vuelve extrínseca o si simplemente se desvanece. La pasión se ha ido apagando, y se ha tornado en un invierno. Hay ocasiones que uno no tiene algo para “postear”, y se ve en la obligación de tener que poner algo por ponerlo. Y me esfuerzo en “postear” buenas entradas, pues me gusta hacer las cosas lo mejor que se pueda. Ya estoy un poco cansado. Y no culpo a nadie; parece que mis recursos para manejar esto, se están agotando.

Roberto ha publicado extensamente en su blog reseñas de artículos sobre su tema y ha resumido lo que va aprendiendo en todas las semanas. Su blog es un modelo a seguir para demostrar el potencial que tiene esta herramienta para el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su reflexión identifica el dilema de bloguear como una obligación y no como una necesidad de nuestra mente y como un impulso vital. Exigir que los estudiantes tengan un blog puede matar ese mismo impulso que queremos cultivar.

La pregunta entonces es cómo logramos desarrollar el amor hacia el acto de bloguear sin que tengamos que requerirlo. ¿Debemos dar nota al producto de un blog? Lo peligroso del asunto es que los refuerzos externos tienen a reducir el placer intrínseco que se obtiene de realizar una actividad. Bloguear debe ser un gozo, un placer y una necesidad vital de comunicar lo que se va aprendiendo. Atarlo a los requisitos y deberes de un curso puede tener como consecuencia el que le quitemos la magia y el poder al acto de bloguear. Pero si la presentamos como una actividad voluntaria, ¿cuántos estudiantes mantendrán su blog?

Lo que si he notado es que después de su artículo sobre el tedio , Roberto está blogueando con mucho más corazón y pasión: Dónde quedó ese fabuloso universo… y Los que se encienden…. Uno de sus comentarios más recientes sugiere que Roberto está comprendiendo el proceso de forma profunda:

Sobre la “obligatoriedad”, pues digo que le quita cierta gracia ya que a veces uno tiene que hacer entradas por el deber, en vez de hacerse por el querer. Y ahí es que pierde cierta gracia.

Sobre el tedio, puede que haya sido el realizar la misma tarea vez tras vez. O sea, estuve por semanas entrenado básicamente lo mismo (un artículo sobre qué se hizo en clase, otro era un resumen de un artículo que consideré interesante, y otro de relleno). Puede ser que esta actividad me haya cansado; parece que caí en un tiempo oscuro con relación al blog.

Me parece un tanto cómico que este artículo me sirviera para retomar nuevas fuerzas. Más aún, pienso, al igual que usted, que este artículo ha sido el mejor, en comparación con los demás (que básicamente eran “replicar” algo). Hoy le estaba diciendo a mi novia que tenía que ver este artículo porque me había quedado demasia’o (estoy sumamente satisfecho con el mismo). En este artículo creo que logré capturar la esencia de un blog. Espero poder llevar este blog a un tiempo luminoso.

En Roberto ya tenemos a un gran blogfesor.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. José A. Mari Mutt

    Bloguear no es para todos. Al que le guste bien, y al que no le guste, también. Algunas personas querrán dedicar horas largas a mantener un blog que muchas personas quieran leer, mientras que otros preferirán usar ese tiempo para investigación , redacción de artículos profesionales, redacción de propuestas, su trabajo, o sencillamente sus pasatiempos favoritos. Los dos están bien, como dice el refrán… cada loco con su tema.

  2. Adolfo Estalella

    Sí que son interesantes las declaraciones de Roberto, Mario. Escribir un blog es una tarea ardua, y Roberto deja constancia de ello. La cuestión que surge entonces es ¿cómo consiguen los bloggers mantener su motivación?, ¿cuáles son los factores que contribuyen a mantener esa actividad (reconocimiento, fama, el deshago personal, etc.) y me interesan especialmente los artefactos, y mecanismos, y tecnologías que ayudan a mantener la motivación y la actividad.

    Por ejemplo las estadísticas (de lectores y suscriptores) que te permiten saber si tus lectores aumentan, los enlaces, la posición en Technorati, el reconocimiento en rankings, los trackbacks que uno recibe, los comentarios…

  3. Mario Núñez

    Adolfo;

    Tus preguntas nos llevan a otras pregunta interesante: ¿continuaremos blogueando a pesar de saber que nadie nos lee? ¿Serán esenciales los comentarios y la evidencia de que nos visitan para mantener nuestra motivación? ¿Son diferentes los blogs a los diarios personales tradicionales?

    Gracias por la visita y me mantendré al tanto de tus investigaciones mediante tu blog.

  4. Adolfo Estalella

    Pues nos seguimos leyendo, Mario.

  5. artehormiga

    Soy artista visual de México y empecé mi blog para presentar mis dibujos como una especie de diario. Como los dibujos no son consecutivos no constituyen una narración y como mis comentarios ,teoricamente, no son el alma de mi blog no manejan relamente una investigación.
    Mi idea era más bien crear una “atmósfera” en mi blog.
    Mi idea era no tener algo tan rígido como una Galería virtual ni con tanto texto como algunas bitácoras.
    Me identifico completamente con las primeras declaraciones de Roberto. Tal vez sea una etapa.
    Y sí en efecto me motiva mucho los contadores y las estadísticas.
    Como me gusta ver en números que tengo varias visitas, visito mi blog por lo menos 10 veces al día para tener por lo menos 10 visitas aunque sean mías jaja?

    saludos y visiten mi blog

  6. artehormiga

    Abusando de tu experiencia como blogfesor:
    Tendrá sentido como artista visual tener un blog galería o de plano lo dejo en una galería virtual convencional.
    Saludos de un pintor de Mexico
    Atte
    ANTARZ

  7. Mario Núñez

    Antarz;

    No estoy muy seguro en relación a la distinción que haces entre los blog galería o la galería virtual convencional. Pero me parece que estás logrando muy bien tus objetivos con el blog que tienes en Blogger. Te incluyo un ejemplo de una galería virtual utilizando wordpress y flickr.

Los comentarios han sido desactivados.