«

»

Sep 06 2006

Imprimir esta Entrada

El antipoeta Nicanor Parra cumple hoy 92 años

Y seguimos celebrando el 5 de septiembre al conocer que Nicanor Parra,  el antipoeta chileno  cumple hoy 92 años. Para conocer mejor la obra de este gran poeta visite mi colección de enlaces. Les incluya una muestra del poder de esta anti-poesía:

 

QUE DIOS NOS LIBRE

Que Dios nos libre de los comerciantes
sólo buscan el lucro personal
que nos libre de Romeo y Julieta
sólo buscan la dicha personal
líbrenos de poetas y prosistas
que sólo buscan fama personal
líbrenos de los Héroes de Iquique
líbrenos de los Padres de la Patria
no queremos estatuas personales
si todavía tiene poder el Señor
que nos libre de todos esos demonios
y que también nos libre de nosotros mismos
en cada uno de nosotros hay
una alimaña que nos chupa la médula
un comerciante ávido de lucro
un Romeo demente que sólo sueña con poseer a Julieta
un héroe teatral
en convivencia con su propia estatua
Dios nos libre de todos estos demonios
si todavía sigue siendo Dios.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Cristino

    Genial e irreverente como Saramago.

  2. Edwin Vázquez

    Mario:

    Nicanor es uno de mis poetas (i.e. antipoeta) favoritos. Y Violeta, su hermana, que se la llevó el mar, una de mis cantantes preferidas de todos los tiempos. Las contradicciones de su vida están plasmadas en su música. Ella maldijo todo lo viviente (Maldigo del alto cielo…) y bendijo todo lo que existe (Gracias a la vida…).

  3. Flor

    Hola, te envío la carta que envié a El Mercurio y a las Últimas Noticias por las declaraciones que hacen Justo Pastor Mellado y antonio Gil.

    Señor Director:
    La discusión que gira en torno a la calidad artística de las instalaciones de Nicanor Parra, donde las apreciaciones de Justo Pastor Mellado (El Mercurio) y su defensor Antonio Gil (Las Últimas Noticias), intentan desvirtuar el trabajo plástico del antipoeta me parecen extremadamente burdas y reflejan la ignorancia de estos opinólogos respecto al alcance de una obra que por principio descoloca al interlocutor, siendo ese el efecto esperado y no otro.

    Bien hace en señalar Colombina Parra que estamos frente el discurso kakadémico, aquel que espera que el artista se enajene mediante el sufrimiento de alcanzar la perfección en la obra de arte, descartando la posibilidad que el arte sea una expresión de liberación, de juego, al que están invitados los chilenos de la edad que sea a entender que sus espacios comunes y silvestres pueden ser intervenidos y modificados con mínimos cambios, dándoles una connotación dramática, expresiva, que digan algo, lo que sea, pero que dejen su condición de objeto u espacio inerte. Cuando veo la pizarra de Parra, que desafortunadamente fue reemplazada por una malla de Kiwi, entiendo que no logre dar con lo que realmente es. Parra, hace un verdadero mapa mental de las ideas contenidas en el cerebro, al salir de ese espacio restringido que es nuestra mente, resulta lo que vemos en un gran lienzo: un diálogo interno donde nuestro Yo no se restringe en comentarios imperativos, soberbios y egocéntricos, el “yo tengo la razón”( la pizarra de Parra, del profesor, tiene esa carga divertida de los académicos “lo que aquí te enseño es”). El corazón con patas nos muestra esa faceta desagradable de los seres humanos el creer que tenemos la primera y última palabra, a Justo Pastor bien le vendría un corazón con patas con la leyenda: “a penas da para sketch”.

    Parra, hace algunos años atrás expuso en Valencia los Trabajos Prácticos junto con Joan Brossa y claramente Parra es los suficientemente competente en esta área como para haber sido considerado en esa muestra. Esta muestra es retrospectiva, y por lo que entiendo, desde mucho antes del Quebrantahuesos (diario mural del Paseo Ahumada) Parra ha jugado con lo que lo rodea. Pastor menciona el colectivo llamado el Piano de Ramón Carnicer y no puedo menos que horrorizarme por la referencia. – ¡hombre por diez!- es un colectivo de la década de los 80, cuando ya Parra había hecho y desecho con los Padres de la Patria!!!. Los amigos cercanos del antipoeta lo pueden constatar. Los artistas visuales influenciados por Parra también. ¿Dadaísta Parra?, posiblemente de allí se podría explicar algo pero el Dada es la defensa del caos intentando desviar la lógica. En Parra hay lógica, desarrollada por más de 90 años de roce con humanos y payasos, con escenas representadas por éstos mismos en diversas circunstancias. Esos sketch si están representados en “obras públicas”, el miedo a la muerte, clamando por la resurrección, las botellas vacías del autor que dan cuenta no de todo lo que ha bebido, sino de todos los que han llegado allí para beber y vivir; el teléfono de Hitler, que como muchos si saben Huidobro se jactaba de contar que era dueño del teléfono de Hitler, de esa actitud se ríe Parra, de ese sketch.

    Pastor y Gil, deberían calmar sus pataletas y estudiar un poco más sobre los vínculos entre el juego y la cultura, bajar del Olimpo y dejarse de romanticismos, la arquitectura de La Moneda no puede ofenderse, a los asistentes a la muestra tampoco ustedes los pueden ofender tratándolos de ignorantes cuando se es mucho más ignorante. Para ser crítico y para comer pescado hay que tener mucho cuidado. Pues deberían estar felices porque más de 95 mil personas van a un museo, sientan interés por algo que no sea la televisión, sean atraídos un rato para pensar de manera diferente y se motiven para jugar con los elementos que el entorno les brinda.

Los comentarios han sido desactivados.