«

»

Feb 04 2008

Imprimir esta Entrada

Tecnología sin metodología

A veces nos olvidamos de que  llenar las aulas de equipo tecnológico no transformará el proceso de enseñanza por si solo. Si añadimos computadoras, proyectores y pizarras digitales pero hacemos lo mismo en nuestra práctica pedagógica, todo se quedará igual. Tecnología sin metodología es tal vez el problema mayor que enfrentan muchos proyectos que carecen de una pedagogía transformadora y constructivista. Este video comentado por Ana María Bravo gira en torno a este asunto:

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Jose

    “Deja tu huella en mi blog”. Este mensaje me ha calado.

    Empiezo a preguntarme con que sentido se desarrollan las tecnologías y sus aplicaciones. A veces me da la impresión de que cualquier cosa vale si es nueva, y esa fiebre por aplicarlas a la educación no está siempre acompañada de reflexión como apuntais. Detecto horror vacui tecnológico en algunos textos y un terrible barroquismo en algunos espacios. A veces me da la impresión de que me encuentro en medio de una estampida cuya causa desconozco y me pregunto cuanto hay de virtual y cuanto de real en todo esto. Carezco de respuestas y me temo que en cuanto a preguntas tampoco encuentro las adecuadas.

    He aquí mi huella, me voy con los dedos llenos de pigmento. Un saludo.

  2. Manuel

    Parece que funciona lo de “Deja tu huella” 🙂
    Quizás porque está redactado en una justa medida entre lo motivador y el respeto a que no se haga.
    También es mi primer comentario en este blog que sigo y admiro.
    Los comentarios deben en mi opinión, responder más a aportar algo, que a dejar rastro de la visita. Por ello, no siempre tendrán sentido.
    Al respecto del tema concreto pienso que ademaás de esa loca carrera tecnologizadora que es cierto que nos invade en todos los ámbitos, el principal problema es que nuevos recursos (muy válidos y potencialmente positivos por lo general) deben generar nuevos usos, nuevas formas de hacer (nuevas metodologías por tanto) y eso es mucho más lento y difícil que la mera adquisición de recursos.
    Y está además en las manos del utilizador. No se incluye, en modo alguno en el paquete de venta.
    Siempre me llamó mucho la atención que se comercia con cajas, pero queda totalmente desatendido el tema de “qué podría hacer este recurso por mi?” “en qué formas podría utilizarse para generar nuevas formas de hacer?”
    Quizás esto es más cosa de comunidad de usuarios que de multinacional vendedora.
    Pero es algo que no parece pertenecer a la rueda productiva y no parece contemplarse mucho.
    Lo importante será siempre lo que podamos hacer con los recursos, no estos en si mismos.
    Gracias por tu trabajo, Mario.
    Espléndido.

  3. Manuel

    Hola Mario. Es la primera vez que dejo comentarios aunque ciertamente me he pasado por el blog en alguna que otra ocasión sin “dejar huella”. Aprovecho ahora decirte que a raíz de una experiencia que estamos realizando en la blogosfera educativa bajo el nombre de CIO (Claustro ideal Oficial ) convocamos una serie de claustros ideales en distintos blogs con una serie de puntos que deciden los autores de los mismos. Precisamente el último VI CIO ( no leer literal, sino que es el sexto que se convoca) trata sobre las Tecnologías, las tan traidas y llevadas TIC. A lo mejor te apetece participar.El “Claustro” en cuestión está convocado en el blog canario Discentia y se titula Cambio docente:TIC y Vicios.
    Precisamente acabo de dejar allí un comentario haciendo alusión a este post y al video que le acompaña. Un cordial saludo.

Los comentarios han sido desactivados.