«

»

Mar 22 2008

Imprimir esta Entrada

El trabajo es amor hecho visible

En imageuna país en donde muchos  esperan con ansías los fines de semana extendidos, las vacaciones de tres meses y el retiro temprano, es importante recordar las palabras de Gibrán Kalhil Gibrán

El trabajo es un amor que se hace tangible. Y si no podéis trabajar con amor sino tan sólo con desagrado, será preferible que dejéis de trabajar y toméis asiento a la entrada del templo a pedir limosna a los que trabajan con alegría. Porque si cocináis el pan con indiferencia estáis cociendo un pan amargo que alimenta sólo a medias el hambre del hombre. Y si pisáis las uvas con disgusto, ese disgusto será como un veneno destilado en el vino. Y si cantáis como ángeles, pero no amáis el canto, tapáis el oído del hombre para que no pueda escuchar las voces del día y las de la noche.

Aquellos que aman su trabajo están participando de la revolución para transformar el mundo. Y en esa revolución yo soy soldado de primera fila.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. DarK SouL

    Estas implicando que uno vive para trabajar, cuando es todo lo contrario. El trabajo es solo el medio para poder viajar por la vida, es solo una herramienta la cual puedes cambiar y/o desechar a gusto. 🙂

    1. Mario Núñez

      Dark;

      No implico que uno viva para trabajar. Lo que tratar es de eliminar esa relación negativa que muchas veces se tiene con el trabajo.

  2. Carlos Andujar

    Es una reflexión muy bonita que tiene mucho de realidad. El trabajo o buen trabajo es el que se disfruta y pone nuestra mente y cuerpo a ejercitarse.Genera FLOW o la capacidad de enfocarse de tal forma que el tiempo pasa y uno no se da cuenta de que está trabajando. Pobres,los que no pueden derivar del trabajo una experiencia de disfrute.

  3. Carmen

    Estoy de acuerdo. Trabajamos para poder suplir nuestras necesidades, pero si el trabajo nos llena, nos complace, lo hacemos con amor, con pasión, aún estando de vacaciones pensamos cómo hacer mejor nuestro trabajo. A través de nuestras acciones impactamos personas, permitamos que ese impacto sea siempre positivo.

  4. jose sanchez

    Creoq eu fue Facundo cabral quien decia que aquel a quien le desagrada su trabajo solo lleva a su casa pan amrago. Pienso que sto coindice con lo que Gibran expone. Siempre me he sentido muy afortunado de que puedo hacer lo que me gusta lo que me apasiona todos los dias y encima de eso me pagan….¿qué mas puedo pedir en ese renglón de la vida? me rsulta interesante además Mario que en mi comentario del 20 de marzo en espaciocomunitario.wordpress.com y sin haber ledio tu entrada comento algo parecido inspirado a su vez por un comentario de Meredith Farkas en su blog http://meredith.wolfwater.com/wordpress/index.php)

    ¿Coincidencias?
    Un abrazo
    José

    1. Mario Núñez

      José;

      El tema del trabajo y la felicidad es uno que me interesa desde hace un tiempo. En estos días adquiere mayor vigencia pues estoy preparando una charla sobre el tema. Todas estas coincidencias son a mi entender producto de lo que Jung llama “sincronicidad”.

  5. Rossaba I. Barrios

    ¡Wow! Me sorprende la coincidencia, causalidad, casualidad…sincronicidad…somos muchos los que hemos estado en meditación sobre el tema…sencillamente maravilloso observar coomo ocurre este proceso…

  6. dreig

    Sólo hacemos bien lo que amamos. El resto es presente, miedo, mínimo esfuerzo, conservadurismo, resistencia al cambio. Cuando amamos, en cambio, queremos ver crecer, prosperar, caminar. Podemos amar el trabajo que hacemos o el dinero que ganamos por ello. Ambas cosas pueden llevarnos a lo mismo, a un trabajo bien hecho, o mejor dicho, cada vez mejor hecho. Siempre con amor.
    Gracias por las dos últimas entradas. Gibran….somos el camino entre lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande,la senda entre ambos.
    En fin…a seguir trabajando-amando.

Los comentarios han sido desactivados.