«

»

Abr 10 2008

Imprimir esta Entrada

5 millones para los que tengan 3.50 o más

En una noticia de El Nuevo Día  titulada Cobrarán los estudiantes por sacar buenas calificaciones nos dicen:

Unos 70,000 estudiantes de escuelas públicas recibirán un incentivo económico por tener más de 3.50 de promedio y “los chavos van a salir de donde tengan que salir para hacer las cosas correctas por nuestros estudiantes”, dijo ayer el gobernador Aníbal Acevedo Vilá.

“Esta es una medida que, si alguien la está criticando, yo quisiera que dijera por qué la está criticando. Se está premiando a los que hay que premiar. Se está premiando a los nenes que se fajan, a los papás que los ayudan”, respondió el Gobernador durante una conferencia de prensa ayer en Sabana Grande como parte de “Aníbal en tu pueblo”.

Y a  pesar de que hay que reconocer la labor de los estudiantes de honor, me parece peligroso reforzar la conducta de los estudiantes de esa manera. Es probable que estos estudiantes sean los menos que necesiten recompensas para hacer lo que a mi entender tiene que considerarse algo natural  y que brinde placer en sí mismo. Darle dinero a los estudiantes por obtener buenas notas podría muy bien condicionarlos a estudiar por esta recompensa y cuando ya no exista,  pues no tiene sentido sacar buenas notas. Otras razones por las que pienso que está medida no es adecuada:

1. Tiende a fomentar la competencia entre los estudiantes en vez de fomentar la colaboración.

2. Ese dinero puede usarse en programas para ayudar a estudiantes desventajados. Esa me parece que debe ser la prioridad.

3. Aprender  no es un trabajo: es algo natural que todos los estudiantes harían si se les ofrece el ambiente adecuado. Las recompensas causan que las personas pierdan interés en la conducta que es recompensada (Kohn, 1993).

4. Como señala sabiamente Alfie Kohn: Las recompensas motivan a los estudiantes a obtener recompensas.

Creo en la motivación interna como la que le brindará al estudiante la fuerza para mantenerse aprendiendo toda la vida. La motivación externa es temporera, superficial y contraria a los valores que tratamos de enseñar.

Referencia:

Kohn, A. (1993). PUNISHED BY REWARDS: THE TROUBLE WITH GOLD STARS, INCENTIVE PLANS, A’S, PRAISE, AND OTHER BRIBES. Boston: Houghton Mifflin.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gabriel

    En cierta parte concuerdo con su articulo pero estoy en desacuerdo con gran parte de el. Yo mantuve los 4 pts redondos toda mi vida estudiantil desde kinder hasta cuarto año y no logré recibir recompensa por ello. Mi interes en ningun momento fue afanarme por qualificar para una beca. Muchos mantienen su buen promedio gracias a que son excelentes estudiantes y la mayoria para poder entrar al RUM o colegio.Se que al igual que yo, hay muchos estudiantes alla afuera que mantienen un excelente promedio y que por ser de la clase media no logran adquirir algun beneficio economico por ello. Pienso que es una excelente recompensa para aquellos que se esfuerzan por sacar buenas notas y que no tengan que esperar como yo a entrar al colegio y por primera vez recibir una recompensa por tener un buen promedio.

  2. Mario Núñez

    Gabriel;

    Entiendo tu punto. La labor de los buenos estudiantes hay que recnonocerla pero no estoy seguro si darle dinero es la mejor forma. El problema son las asociaciones que se crean al recompensar de esta manera. Encuentro muy interesante tu blog sobre Linux.

  3. Lucy Barreto

    Spy mesyra retirada y estoy completamente de acuerdo.

  4. Gamaliel

    ¿Cuál es la base científica que utiliza el gobernador para proponer esto? Cada día que pasa observo que se valoriza más elementos materialitas y no aprecian la libertad que nos ofrece el conocimiento como seres humano. En este mundo de competencia no creo que jamás lograremos impulsar una actitud de liderato si apoyamos este tipo de propuesta. Cuando una persona tiene la capacidad de ser un líder es una persona que constantemente contribuye con iniciativas propias para el bienestar del grupo. En P.R. carecemos de líderes competentes y pagar por iniciativas eliminaría cualquier intención de mejorar las cosas de este país. El dar $ por iniciativas es destruir esa capacidad humana. Condicionar a estos estudiantes (ley del reflejo condicionado de Ivan Pavlov) aumentaría mas el individualismo que actualmente arropa a esta isla. ¿Qué más quiere la gente en P.R.? Gracias a Dios el estado garantiza la educación hasta 4to año. También existen fondos que ayudan estudiar grados sub-graduados. El que no hecha pa’ lante es por que no le da la gana. Miremos este asunto con una mirada mundial. ¿Todos los país del mundo pueden garantizar una educación? ¿Cuándo se empeore la crisis económica del país y no halla dinero para ese incentivo, los estudiantes se fajaran para sacar buenas notas? Espero que ahora la gente que contribuye en la Web no deje de producir tanto material valioso para la humanidad por esperar una recompensa monetaria. Recuerdo a todos que el derecho a la educación que gozamos hoy día es reciente y apenas comenzó durante el siglo 19 y esto es lo que debe ser protegido y mejorarlo.

  5. Eugenio

    Hola

    En estos momentos, creo que con el punto #2 basta para desaprobar la medida. Sobre el valor de este tipo de incentivos tengo mis dudas. Por un lado es bien injusto que los que se fajen estudiando al final se les otorgue casi exactamente lo mismo que a quienes no le dieron mucha importancia a sus estudios, pero también hay que tener en cuenta que no todo en el desempeño se reduce a interés vs falta de interés, ya que los estudiantes de clase media cuentan con enormes ventajas sobre los más pobres, como más recursos personales y posiblemente, en algunos casos, padres más consientes del valor de los estudios y con un tiempo más flexible.

    También, no suelen estar en las mismas condiciones las escuelas públicas en San Juan, que están a dos pasos de todo, que las escuelas públicas del barrio Jurutungo del pueblo más remoto y olvidado.

    En fin, esto parte mucho del supuesto que la única variable para el buen desempeño es el interés del estudiante, y no es así.

    Si finalmente algún día la cosa cambia, y más o menos todos los estudiantes de escuela pública contaran con oportunidades bastante similares, pues entonces creo que apoyaría una iniciativa como ésta. Estoy de acuerdo en que la gran meta del sistema debe ser lograr en el estudiante esa “motivación interna” que lo haga aprender por puro aprecio al conocimiento. Pero por mejor que sea el proceso, las grandes metas no siempre se logran realizar en el 100% de los casos, por lo que es bueno tener un plan B para lograr un buen “segundo óptimo”, que sería que el estudiante aprenda lo que tenga que aprender, aunque por las motivaciones equivocadas (que, aunque malo, es mucho mejor a que ni logre la “motivación interna” ni adquiera los conocimientos básicos, como es nuestro “segundo óptimo” actual).

    Por último, no creo que la competencia sea perjudicial, y tampoco la veo incompatible con la colaboración.

    Saludos.

  6. Ilu

    Estoy de acuerdo en varias cosas, el deseo de sacar buenas notas debe salir del interior del estudiante, de su deseo genuino por alcanzar esa meta… sin embargo, no puedo criticarla porque recibo tres becas, una de ellas desde escuela superior. En Mayaguez, el alcalde, otorga una beca de 70 o 90 dolares a los estudiantes con buen promedio y yo me he benificiado por años de ella. Esa beca me ayudó de una manera increíble a poder pagar mis gastos basicos de comida y transportación y aún, hoy día, esa beca me ayuda a pagar mis gastos de gasolina, renta y celular. Recuerdo que cuando me gradué de cuarto año, en el 2004, el Departamento de Educación le dió a todos los estudiantes que se graduaron con un promedio de 4 puntos una estola que decía “Excelencia Academica” y 400 dolares. Gracias a esos 400 dolares pude pagar mi toga, e ir al baile, comprar un traje para mami y para mi para poder ir, también me dió para comprarme ropa para cuando entré de prepa al colegio.

    Pienso que ese dinero seria de gran ayuda a personas que no tienen los recursos para sufragar sus gastos necesarios. A mi me sirvió de mucho, aún todavía me es muy útil, creo que a otros también les seria de utilidad.

  7. Carlos Andujar

    Mario:
    A lo mejor pudiste leer la entrevista que me hicieron. te envío el enlace sino lo lo viste.
    http://www.elnuevodia.com/XStatic/endi/template/content.aspx?se=nota&id=390144

  8. Mario Núñez

    Carlos;

    No la había visto. Excelente. Me alegra que te entrevistaran sobre el asunto.

  9. Carlos Andujar

    Estas son las loqueras que se le ocurren a los políticos en el periodo de las elecciones. Silma Quinones hizo lo propio en un programa que tiene los sábados en NotiUno.

Los comentarios han sido desactivados.