«

»

Jul 14 2008

Imprimir esta Entrada

La Asociación de Psiquiatría Americana y la industria farmacéutica

El 30% del presupuesto  de la APA se obtiene de donaciones y fondos otorgados por industrias que producen los principales fármacos para tratar la enfermedad mental. No es posible ser imparcial  cuando el quiosco es mantenido por una industria tan poderosa. Lo mismo ocurre con las investigaciones subvencionadas por estas industrias para examinar la efectividad de determinadas drogas. En el New York Times nos comentan que un senador estadounidense está investigando  los posibles conflictos de intereses detrás de estas practicas. Ya era tiempo que se abriera está caja de Pandora. Se encontrarán cosas muy interesantes …

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Jack The Ripper

    Me parece muy correcta la iniciativa 🙂

  2. Rafael Rodriguez

    Dificil va a ser, el lobby farmaceutico financia con mucho dinero el buen vivir de los políticos (financiando campañas) y médicos (grupo corporativista con mucho poder social pues juega con lo que todos consideramos más importante, la salud).

    Apuesto por la iniciativa, sin duda pero no creo que un senador por si solo pueda hacer mucho. Somos nosotros, todos nosotros, los que nos tenemos que dar cuenta de la mentira donde nos tienen metidos.

  3. Karen

    Realmente, la Caja de Pandora como tú la llamas hace tiempo que se abre de cuando en cuando. El monstruico que siempre se queda dentro de la Caja y que sería interesante ver salir a la luz pública es de dónde sale el 70% del financiamiento restante….

  4. Rafael Rodriguez

    ¿Y, Karen, por dónde supones que vendría el 70% restante?

  5. Karen

    Bueno, lo que se me ocurre así de improviso son los fondos provenientes de los bolsillos de los contribuyentes para las llamadas investigaciones….

    Aparentemente tales fondos no han sido demasiado útiles hasta ahora ya que de acuerdo a las estadísticas, cada año no sólo hay más “pacientes”, sino que más “síndromes” y “desórdenes” de la conducta, lo cual, naturalmente requiere más investigaciones, y más drogas y así ad infinitum….

Los comentarios han sido desactivados.