«

»

May 31 2009

Imprimir esta Entrada

Reflexiones de un estudiante de escuela superior sobre el sistema educativo

A Boundless World es el blog de un estudiante de Escuela Superior que tiene la madurez y sabiduría de un Dalái Lama. Y si piensas que estoy exagerando te invito a leer  Why Our Current Education System Is Failing. Debería ser el  discurso de graduación en todas las ceremonias  que se lleven a cabo:

I’m not suggesting that our current education system doesn’t do any good. It does teach us the basic necessities.  However, much of what we learn in school is not practical in the real world. Where are the courses on blogging? Where are the money management courses? Where are the classes dedicated to eradicate poverty? Where are the classes that help us find our purpose? Our current education system places too much emphasis on the A and not enough emphasis on unleashing the promise that lies in each and every one of us.

Sugiero que nuestro Departamento de Educación adopte las ideas que se presentan en en este ensayo como su filosofía educativa. Allí está la clave para la transformación educativa que tanto nos hace falta.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

2 comentarios

  1. Paco Tejero

    Bueno, gran parte de lo que enseñamos en los institutos de bachillerato sí que tiene utilidad, por lo menos sirve para que nuestros estudiantes tengan algo que olvidar.
    Suscribo tu propuesta.
    Un abrazo desde Almería, España.

  2. Sylvia

    Es una realidad bastante penosa, nuestro sistema educativo se viene abajo hace mucho y para cuando reaccionemos ya no habrá nada que recoger. Nuestros estudiantes se aburren horrores con las típicas clases de pizarras llenas y lecturas obligadas que no les son pertinentes. Los maestros tenemos que hacer maravillas para que nuestras clases sean más interesantes y pertinentes. El sistema por otro lado simplifica el problema concediendo unos minutos para la reflexión y una hora extra, de más de lo mismo.

Los comentarios han sido desactivados.