«

»

Jul 12 2009

Imprimir esta Entrada

Juan “perdió” el empleo pero está feliz

Juan perdió su trabajo pero está feliz. Y es que su Gobierno ha creado una página web  llamada Puerto Rico Trabaja. Cuando Juan se deprime y se siente desesperanzado va al sitio y escucha el “jingle del desempleado”.

Y cuando se cansa de escuchar el jingle pues ve el video en donde aparece Ojeda diciéndole que no pierda la fe. Juan también ha instalado el  screensaver y el wallpaper de la campaña en su computadora.

Juan se siente especial  y agradece todos estos pequeños detalles que el Gobierno ha creado para ayudarlo a enfrentarse a la experiencia terrible de perder su empleo.  Lo que pone triste a Juan es que tal vez él es de los pocos privilegiados que puede beneficiarse de la campaña ya que tiene Internet y computadora. Muchos de sus amigos no tienen Internet.  Juan los invita a su  casa para que puedan beneficiarse de los recursos de la página.  Ya hasta bailan al son del jingle.

Hay cosas de la página que Juan no entiende. ¿Qué es eso de Twitter? ¿Será una nueva compañía norteamericana para producir cohetes? Por lo menos tiene cuenta en Facebook y ya se puede comunicar con todos sus amigos desempleados para darles apoyo. Dicen que la mejor terapia es la grupal.

Juan iba a comenzar a buscar trabajo rápidamente pero  pudo leer un mensaje sabio en el portal:

Si acabas de perder tu trabajo es muy importante que no trates de conseguir otro inmediatamente, que no hagas llamadas innecesarias o que te comuniques con otras personas. Esto podría sonar extraño, pero debes esperar hasta que el enfogonamiento o amargura se hayan calmado y veas la situación desde otra perspectiva. Es importante esperar hasta que estés realmente preparado.

Todavía tiene coraje y está esperando a que se le pase. Esos consultores de Puerto Rico Trabaja si que saben.

Trata también de ser positivo y no hablar nada negativo de su patrono anterior ni del Gobierno pues en Puerto Rico Trabajo le dieron este otro consejo:

Entonces, ¿qué diré? ¡Nunca nada negativo, nunca! No relates la desgracia que te ha sucedido. A la gente no le gusta escuchar malas noticias y menos hablar con alguien resentido o amargado, o peor aún, con alguien desleal con su anterior empresa, tenga o no tenga la razón. Mostrarse como víctima no te hace tampoco ningún favor.

Así que Juan está ahora más tranquilo. Lo único que le preocupa es que  el mes que viene no podrá pagar su servicio de Internet y  no será posible  seguir visitando el portal del Puerto Rico Trabaja.

Pero como dice la gente de la campaña de Puerto Rico  Trabaja: “Hacer de la Incertidumbre lo que nos lleve a la cumbre”. ¡Qué pensamiento más hermoso!

Juan no entiende cómo es posible que tengamos millones  para adiestrar desempleados pero no hay dinero para crear empleos (6.6 millones de dólares por un periodo de siete meses para adiestramiento a desempleados con fondos federales bajo la Ley de Inversión en la Fuerza Trabajadora ). Pero se tranquiliza al repetir “hacer de la Incertidumbre lo que nos lleve a la cumbre”. Wow, ¡que poderoso es ese pensamiento!. A Juan ya se le olvidó que está desempleado …

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Vaiven

    compañero. ¿usted me quiere decir que Ojeda se prestó para esa campaña anti-obrera y manipuladora?

    ¡Viva Puerto Rico obrero y comunitario!

    1. Mario Núñez

      Vaiven;

      Es así. Ojeda participó del video de motivación para los desempleados.

  2. Edwin Vázquez

    Mario:

    Gracias. Yo no he tenido la fuerza que tú para escribir sobre esto. He hecho referencia al asunto peo tú lo has tratado completito.

    Eso sí, si Juan sigue leyendo el portalito ese (y perdona mi francés) entonces JUAN ES UN GRAN PENDEJO.

  3. Rafael

    Lo que sucede con Ojeda es que el prefiere que lo bote uno de aquí a que lo bote un extranjero. Pendiente a Juan, cuando no tenga para pagar el Internet puede tener una recaída.

  4. Angélica Carrillo

    Me encantó este artículo por la forma de trabajar el tema… Nuestro pueblo está enajenado, dormido o no sé qué??!!!… Gracias a Dios que existe una voz de alerta.

  5. Luz M. López

    ¡Siento vergüenza ajena! Al menos contamos con personas que, como Unamuno, se proponen vender la levadura y no el pan. ¡ Bien hecho, un cuento para inquietar la consciencia de muchos!

Los comentarios han sido desactivados.