«

»

Abr 16 2010

Imprimir esta Entrada

Centro de Informática y Telecomunicaciones de la Inter en Aguadilla

Hoy ofrecimos un taller sobre blogs a la facultad de la Universidad Interamericana en Aguadilla. El taller lo ofrecí en el Centro de Informática y Telecomunicaciones de este campus. Este Centro  cuenta con dos laboratorios abiertos, nueve salones electrónicos y un salón de videoconferencia. El laboratorio cuenta con 96 estaciones de trabajo, sistema audiovisual, impresoras de laser a color y negro. Los salones electrónicos cuentan  con 30 estaciones de trabajo, proyectores, sistemas de audiovisual e impresoras laser. Todas las computadoras tienen conexión inalámbrica a la red. image

Mientras admiraba estas facilidades  me preguntaba  por qué  el RUM y la Universidad de Puerto Rico no tienen nada parecido. Me aventuro a ofrecer algunas explicaciones basadas en mi experiencia en el RUM:

1. El desarrollo de laboratorios de cómputos  en el RUM ha estado guiado por la filosofía de que cada departamento administra  su “quiosco” de computadoras. Los Departamentos terminan sin el presupuesto necesario para mantener los mismos y el laboratorio  se convierte en muchas ocasiones en un basurero. 

2. Las tecnologías de aprendizaje y la educación a distancia no han sido prioridades para el RUM, ni para la Universidad de Puerto Rico en términos generales. Las nuevas construcciones que se realizan son para edificios académicos y  no se toma en consideración la necesidad de tener un Centro de Informática parecido al de la Inter en Aguadilla.

3. A pesar de que se le cobra a los estudiantes una cuota de tecnología, no existe un plan estratégico en torno a cómo se utilizará ese dinero. Como consecuencia el mismo se diluye y termina desapareciendo sin dejar una huella significativa.

4. No pienso que el asunto sea uno  de presupuesto. En el pasado se ha contado con los recursos pero se ha preferido invertirlos en otros proyectos. El problema es que no cuenta con la visión que nos pueda llevar a comprender el valor que tienen las tecnologías en el desarrollo de la Universidad del futuro.

Y si tenemos pocos recursos en el área de las tecnologías de aprendizaje,  debido a  la crisis que pasa la Universidad de Puerto Rico tendremos menos. La pizarra y la tiza seguirán siendo las únicas tecnologías que definan a la Universidad del Gobierno de Puerto Rico en el siglo 21. Lo triste del caso es que algunos profesores todavía sentirán orgullo por ello.

Aprovecho para agradecer a Monserrate Yulfo y al profesor José Navarro por las atenciones que me ofrecieron. Por unas horas  me sentí en el Nirvana de las Tecnologías de Aprendizaje.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!