«

»

feb 11 2012

Imprimir esta Entrada

Borges: Mil novecientos sesenta y cuatro

imageEn este poema Borges describe el estado de infelicidad de manera tan perfecta que uno puede entender a plenitud “ el goce de estar triste” y lo de “la dicha que me diste y me quitaste debe ser borrada”.

Jorge Luis Borges

1964

I
Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,
cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.
Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente
para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.
II
Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta
y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna
y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.
Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Piazolla realizó un arreglo musical para este poema. Comparto versión realizada por el Coro Juvenil Femenino de Córdoba:

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

2 comentarios

  1. orlov

    Excelente material. Construir un patrón cultural que nos ayude no solo a saber escribir, entender la vida; sino que además nos enseñe a ser auto-eficaces con acciones reales y concretas que contribuyan a cambios en uno y en los demás, es el más grande de los aspectos de la propuesta como Borges y un difusor como usted. El entramado cultural no es una cuestión fácil requiere de mucho análisis y evaluación acerca de las propuestas.

    Saludos cordiales

    Orlando Tipismana
    Lima – Perú

  2. Deeg

    Si mal no recuerdo es un poema de El Hacedor; libro a través del cual
    conocí a Borges.

    En otro poema (Adrogué) dice:

    “Duermen del otro lado de las puertas
    aquellos que por obra de los sueños
    son en la sombra visionaria dueños
    del vasto ayer y de las cosas muertas”

    Increíble.

Los comentarios han sido desactivados.