«

»

Oct 22 2005

Imprimir esta Entrada

El síndrome de “toy story” en la web 2.0



Desde hace un tiempo estoy observando en la llamada Web 2.0 un síndrome que me gustaría llamar el síndrome de “toy story”. Es un fenómeno que se caracteriza por correr a instalar una nueva aplicación 2.0 y declarar que echaremos la aplicación vieja en el baúl de los recuerdos. La realidad es que, en la mayoría de los casos, después de una semana regresamos a utilizar la vieja aplicación y enterramos la nueva. Por ejemplo, Google R eader salió hace unos días provocando la conmoción de los internautas y los halagos más grandiosos. Y después de dos semanas ¿alguien habla de Google Reader?. Es mi conjetura que la mayor parte de los internautas regresaron a su Bloglines, Rojo, My Yahoo, Pluck, entre otros.

Otro ejemplo: Sale un nuevo navegador que se define como navegador social de la Web 2.0 (Flock) y todos corremos a instalarlo y hablamos de las maravillas del mismo o de sus deficiencias. Algunos se atreven a decir que será su navegador por defecto para después de unos días abandonarlo y regresar a FireFox, Explorer, Opera o Netscape.

En todo esto me parece esencial la sensatez ya que de lo contrario todas las semanas tendremos una herramienta nueva con la cual experimentar y nos quedaremos siempre en la etapa de la experimentación. Hay tanto por aprender y tan poco tiempo que el fenómeno del “toy story” es un juego que no nos lleva a aprovechar al máximo el potencial de la Web 2.0 .

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

3 comentarios

  1. Anónimo

    Me gusta su reflexión! Creo que en esta vida la gente se emociona mucho con las cosas que de primera instancia le parecen atractivas o de las cuales les hablan bien y luego(aunque sí sean atractivas)vuelven a su rutina por el miedo al cambio de la costumbre…

  2. diego

    estoy haciendo una recopilación de las mejores webs 2.0 en
    http://wwwhatsnew.blogspot.com

  3. efrain

    :wink:me encantas voni saracho

Los comentarios han sido desactivados.