«

»

Ene 19 2006

Imprimir esta Entrada

El poder de la obsesión

Este semestre estamos colaborando en la enseñanza de un curso nuevo que hemos llamado Aplicaciones de la Tecnología para la Investigación en las Ciencias Sociales. Esperamos que mediante el mismo el estudiante comprenda el valor que tiene la tecnología en el proceso de investigación y aprenda a utilizar herramientas que le ayuden a seleccionar temas, buscar información, presentar y analizar resultados. Como parte del curso el estudiante tiene que crear y mantener un blog, utilizar el RSS y los sistemas de “social bookmarking”. Se imaginarán que estoy realmente entusiasmado con el curso y esperamos que el mismo se convierta en un curso regular dentro del Departamento de Ciencias Sociales.

Una elemento esencial del proceso de investigación es la selección del tema. Es aquí donde muchos estudiantes comienzan a tener problemas debido a que se les hace difícil seleccionar un tema o te presentan tópicos por salir del paso. Como facilitador del proceso me interesa que el estudiante seleccione un tema que pueda mantenerlo apasionado por todo el semestre y más allá del mismo. Quiero estudiantes estudiando procesos que le apasionen, no quiero estudiantes haciendo investigación para cumplir con el requisito de un curso. Así que mi primera pregunta es: ¿Te apasiona el tema? Si la respuesta es negativa, lo invito a continuar buscando.

Y además de la pasión por el tema, quiero facilitar que se obsesionen por el mismo. Que se levanten por las mañanas pensando en su proyecto de investigación y que continúen pensando en el mientras desayunan, van a la universidad, almuerzan , cenan y van a la cama. Los invito a soñar con su tema de investigación. Más aún, los invito a enamorarse de su tema de investigación y su pregunta. Los quiero ver apasionados, enamorados y obsesionados con su pregunta de investigación. Es de la única manera que aprenderán algo de valor y descubrirán el poder inmenso de la obsesión en los procesos creativos. Me pregunto si les estaré pidiendo demasiado.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Manolo Valdes Pizzini

    Eso es lo que hay que pedir. Yo les leo y les recito La imaginacion sociologica de C.W. Mills, que aboga por eso, por una pasion por la investigacion, por el tema. Que coman y suenien con el tema. Que vivan la disciplina y la hermosura del proceso de descubrir, describir, explicar, pero sobre todo de asombrarse cada dia del mundo que les rodea. De eso se trata, no?

    Pa’lante!

  2. Alvaro

    Como estudiante he visto a pocos profesores que lleguen con el ánimo de permitirnos concentrarnos con nuestros temas. Sí reconozco la necesidad de reforzar determinado currículo, pero se hecha de menos esa libertad que se menciona en este artículo.

    Pero estas iniciativas siempre son recibidas con agrado, salvo por dos o tres aguafiestas.

    Saludos.

  3. Ana

    Creo que es fantástico lo que les propones. En ocasiones no es tan importante el contenido (que pueden encontrar en cualquier otro sitio) como la forma. La obsesión o el fomento de la pasión es una forma muy válida para crear la necesidad de aprender.

  4. Alfonso Aguilar

    Don Mario,

    Me considero un apasionado de la blogosfera. Tanto Don Manolo como usted me motivaron (y siguen haciéndolo) para continuar en este fascinante mundo cibernético. Gracias!

Los comentarios han sido desactivados.