«

»

May 27 2006

Imprimir esta Entrada

La Web 2.0 es de todos

El grupo de Tim O’reilly ha señalado que el nombre de Web 2.0 no podrá ser utilizado por otros como parte del título de un evento, conferencia o congreso ya que web 2.0 es su “service mark”. Para comenzar su dominio del término le han enviado una carta de “cease and desist” a IT@Corka que tenía organizada una conferencia que contenía el término Web 2.0 en su título.

El grupo de O’reilly no creo ni se invento los procesos que hoy llamamos Web 2.0. Lo que hicieron fue ponerle un nombre que pegara. Eso no les debe dar derecho a limitar cómo deben llamarse las actividades sobre la web 2.0. Así que en ánimos de comenzar a luchar en contra de esta actitud absurda sugiero que utilicemos el término web 2.0 en todas las actividades que planifiquemos sobre estas nuevas tecnologías. De nuestra parte ya comenzaremos a organizar el Primer Congreso Puertorriqueño de Tecnologías Web 2.0. 😉 !Sufre O’reilly!

Creada por Paul Watson

Referencias:

Please cease-and-desist from using “Web 2.0”

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

6 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Francisco Muñoz de la Peña

    otro modo de boicotearle es que enpecemos a hablar de la web 3.0 ¿que te parece?

  2. Mario Núñez

    Paco;

    Excelente idea. No necesitamos la web 2.0 de Oreilly.

  3. Richard Johnson

    No concuerdo para nada con tu planteamiento. Es más, creo que le falta un poco de análisis más profundo. Es cierto que O’Reilly no invento las aplicaciones ni dio nuevo uso a tecnologías ya conocidas que dan vida a lo que conocemos com Web 2.o, pero encuentro muy lógico proteger el valor creado por ellos mismos, quienes fueron los que popularizaron el concepto por medio, entre otras cosas, de la Conferencia Web 2.0 (De hecho, el término Web 2.0 se utilzia desde antes de 1999, pero con el sentido actual)

    Sin embargo, creo que el proceso “ceast and desist” llevado a cabo por O’Reilly, fue un desastre. No creo que haya sido necesario “atacar” su marca a una empresa sin fines de lucro, más cuando la comunidad tecnológica global acepta a O’Reilly como una autoridad en el tema y avala la importancia de su propia conferencia.

    Sugiero, tal como lo hacen varios en la red, registrar la marca bajo licencia Creative Commons, de esta forma se reconoce la propiedad pero no se restringe el uso, asunto que básicamente provocó todo este conflicto.

  4. Mario Núñez

    Richard;

    Me parece que no estamos tan en desacuerdo con nuestros plantemientos. Ambos estamos de acuerdo en que la manera de lidiar con este asunto no fue la mejor. No tengo ningún problema con que se reconozca la aportación de Oreilly pero la avaricia no es la mejor manera de hacer negocio. Y en este caso nadie se estaba atribuyendo la autoridad en torno a la web 2.0. Lo que es de Oreilly es su obra creativa: sus trabajos, sus artículos en torno a la web 2.0, etc, pero el concepto de la web 2.0 nos pertenece a todos y nadie debería impedir su uso.

  5. Richard Johnson

    Mario, si la verdad concordamos en varias cosas (aunque yo me refería a eso de boicotear la Web 2.0 usando Web3.0). Es lamentable el conflicto desde varios puntos de vista:

    1º Yo le tengo fe a la revolución Web 2.0, porque hizo masiva la creación de contenidos a través de la “larga cola” de usuarios. Porque representa grandes avances en materia comunicacional y trabajo en conjunto, que podría resolver muchos problemas en las empresas. Sin embargo, existen muchas mentes antiWeb2.0 que no desean apreciar las oportunidades que presenta poniendo como razones el débil argumento de que todo esto es un invento publicitario.

    2ºLa verdad es que el nombre me da lo mismo. Si es Web 2.1, Web 3.0, lo importante es saber como llamar a cualquier revolución tecnológica para no hablar de cosas en el aire. Si O’Reilly registró la marca, en fin, será su problema… pero la imágen que entrega a empresarios (que dudan de Web2.0) es de una tecnología poco seria al ver una pelea casi de niños con una tecnología que hace la fila para entrar a ligas mayores (empresas)

    Está claro que mi opinión es pro Web 2.0 pero protegiendo el trasfondo de principios y prácticas que contempla.

  6. Eugenio

    Hola

    Como uno de los visitantes de O’Reilly comentó, es lamentable que se pongan este tipo de restricciones a un concepto que se basa en la colaboración, en el compartir, y en el acceso libre.

    Lo de registrar la marca con una licencia de Creative Commons creo que no es posible (me corrigen si no) , primero porque Creative Commons no registra nada, sólo emite licencias génericas, y segundo por que esta fundación trabaja el área de los derechos de autor (Copyrights), y no de marcas comerciales (Service Marks o Trada Marks) ni patentes.

  1. Ingredientes para la SOPA de Birmajer « Kybernetes

    […] patentes que la USPTO le dio a Microsoft sobre el doble clic y el apagado de la computadora, ni la patente de Tim O´Reilly sobre el término “web 2.0″. Indaguen ustedes. 5) Hay que tener cuidado con lo que se firma en cuanto a derechos de autor, […]

Los comentarios han sido desactivados.